Compartir

Hoy vamos a hablar de 10 cosas fundamentales que debe tener un club de pádel para que volvamos a jugar allí. Y es que no sólo nos fijamos en el precio o que tenga las mejores pistas, hay muchas más cosas que hacen que nos decantemos por uno u otro club y pase a ser como nuestra segunda casa.

10 cosas fundamentales que debe tener un club de pádel

1. Las condiciones de las pistas de pádel

Para mí es fundamental y de lo más importante a la hora de elegir un club de pádel. Cuando vas a un club lo primero en que te fijas cuando llegas es el estado de las pistas, al fin y al cabo vamos a jugar y lo demás es secundario, si el mantenimiento es bueno, el bote de la bola es aceptable… Ya puede ser un club de pádel increíble o muy barato, que si las pistas no están en buen estado no volveré por allí.

Si hay algo que no se puede tolerar es que las pistas no estén en buenas condiciones, no hay nada peor que no poder disfrutar de tu partida por causas ajenas.

Hay clubs con mucha publicidad, instalaciones buenísimas… pero con unas pistas que dejan mucho que desear. En cambio, hay otros clubs de pádel pequeños y mucho más humildes a los que vas por casualidad y, pese a llevar tiempo abiertos, sus pistas están como el primer día en las que da gusto jugar. Al menos yo me quedo con estos últimos.

2. La iluminación

Podría haberlo puesto en el primer apartado ya que va relacionado pero me parece lo suficientemente importante como para ponerlo por separado.

Cuando jugamos al aire libre sabemos que contamos con el sol y sus inconvenientes pero lo asumimos. Lo que no asumo es ir a un club de pádel indoor y que la iluminación de los focos me deslumbre cada vez que alzo la mirada para bandejear/rematar un globo del rival.

¿Tanto cuesta regular los focos para que no deslumbren o es que directamente en algunos clubs de pádel les da totalmente igual? Es muy molesto tratar de jugar a pádel cuando apenas ves la bola.

Imagen club de pádel II

3. Trato personal

Una de las cosas por las que podemos volver a un club de pádel es el hecho de que nos hagan sentir cómodos.

En algunos clubs da la sensación de que el cliente importa relativamente poco, el dueño o dueños lo han montado para jugar con sus amigos y si de paso se le llenan las pistas pues eso que se llevan pero tú les importas poco.

Por ejemplo, teníamos partido en un club de pádel y en esa misma pista estaba jugando uno de los dueños el cual se pasó 10 minutos de la hora y ni siquiera pidió perdón, ¡como para volver allí!

Se nota mucho cuando de verdad un club de pádel trata bien a sus clientes por ejemplo con el tema de las partidas abiertas. En unos clubs sabes que aunque abras un partido para el mismo día vas a jugar sí o sí, en cambio en otros hay días que no se cierra y te tienen hasta 5 minutos antes de la hora elegida sin que te digan si vas a poder jugar o no.

4. Ubicación

Es un punto importante ya que cuanto más cerca de tu casa esté mejor, pero si el club de pádel en sí no vale la pena, a la larga no nos cuesta tanto irnos a otro aunque el desplazamiento sea mayor. Al final, lo importante es ir a un club en el que nos sintamos cómodos.

Imagen club de pádel III

5. Precio

Hoy en día casi todos los clubs a los que he ido tienen precios similares y la diferencia que pueda haber entre unos y otros no es suficiente como para decantarse por alguno en concreto. Hay cosas más importantes a la hora de elegir en qué club de pádel jugar.

6. Actividades

Un club de pádel que se mueve y siempre está organizando torneos siempre es más atractivo para los clientes. El poder elegir entre jugar amistosos, ligas, torneos… cuanta más variedad mejor.

Si te ofrecen la posibilidad de jugar entre semana un partido de liga o amistosos y luego ya el fin de semana un torneo, desde americano a federado, a la larga hace que vayas más a ese club que a otros.

7. Bar

Como comentábamos en el artículo de ¡No sin el post partido!, otra de las cosas que puede decantar ir a un club o a otro es el bar.

Un buen bar es fundamental para hacer vida en un club de pádel. ¿A quién no le gusta quedarse después de su partido a tomarse algo mientras ve un poco de pádel? El bar es parte de lo que hace ambiente en el club.

Tampoco hace falta que en el bar sirvan muchas cosas, con que haya bebida y hagan bocadillos te puedes tirar ahí horas, pero si no hay bar…

ImagenclubdepadelI

8. Nivel de los jugadores

Hay clubs en los que da la sensación de que no tienen ni idea del nivel que tiene la gente que juega allí y luego pasa lo que pasa, que salen partidas que están de todo menos niveladas.

En todas partes vas a tener algún partido muy desnivelado, el problema es cuando se convierte en tónica habitual.

En estos casos, cuando estás harto de que no juegues ni un sólo partido igualado, dejas de ir a ese club de pádel y te vas a otro en el que al menos se molesten en observar los partidos de la gente para controlar el nivel de cada uno.

9. Instalaciones

Un club de pádel con bastantes pistas hará que sea más fácil encontrar pista disponible a la hora que quieres. También es fundamental que los vestuarios estén en buenas condiciones y no dé asco entrar ahí.

Otra cosa importante es la ventilación si el club es indoor. En invierno el frío es soportable, pero en verano hay en algunos sitios en los que no entra aire y es imposible aguantar un partido ahí encerrado.

10. Ambiente

Ya lo hemos dicho, un buen bar, variedad de torneos… todo eso ayuda crear un buen ambiente padelero en un club, pero si además le añades una televisión donde poder ver los torneos que se retransmitan o partidos grabados ya nos terminan ganando para que volvamos más veces a ese club.

Y tú, ¿en qué te fijas o qué hace que vayas a un club de pádel y no a otro?

No hay comentarios

Dejar una respuesta