Compartir

Uno de los jugadores que más está dando que hablar en este inicio de temporada es Agustín Tapia. Este joven de 18 años oriundo de Catamarca (Argentina) es una de las sensaciones en el circuito World Padel Tour, no en vano alcanzó los cuartos de final en el primer torneo del año, junto a Marcello Jardim.

El desparpajo y la clase pese a la corta edad de este jugador de revés no han pasado desapercibida para el gran público.

Después de unos años disputando algunas pruebas del circuito World Padel Tour, este año se trasladó definitivamente a España para disputar el circuito completo junto a Marcello Jardim y a las órdenes de Pablo Crosetti.

Foto de World Padel Tour - Agustín Tapia

Su ascensión está siendo meteórica, ya está en la posición nº61 del ranking World Padel Tour, siguiendo los pasos de otros jóvenes “reveses” argentinos como Juan Tello o Franco Stupaczuk.

Antes de empezar la temporada, desde NOX, la marca que le patrocina, le realizaron una entrevista, en la que se definía como un jugador agresivo en algunas situaciones y muy tranquilo en otras.

Desde luego en la pista de pádel se le ve con una madurez impropia de un chico de su edad. También ayuda el jugar al lado de un jugador con tanta experiencia como Marcello Jardim, que también ha comenzado la temporada como un tiro.

Desde hace ya un tiempo se viene oyendo su nombre con fuerza entre la gente que entiende del pádel. El año pasado ya hizo algunos cuadros finales en el circuito World Padel Tour, en el que compartió pista con Andrés Britos o Lucho Soliverez, jugador con el que acabó como nº1 del ranking AJPP y campeón del Master AJPP 2017.

Ya habíamos visto vídeos de años anteriores de este jugador pero, afortunadamente, hemos tenido la suerte de verlo en directo tanto en Badalona como en Alicante.

Era uno de los nombres que teníamos subrayados en nuestra libreta, había ganas de verlo jugar en directo y desde luego no nos defraudó.

Foto de World Padel Tour - Agustín Tapia

Lo pudimos ver en ese duelo ante Moyano y Capra. Un partido en el que quizás empezó algo nervioso pero, a partir del segundo set destapó el tarro de las esencias, Agustín Tapia desatado, todo un recital de pádel el que dio.

Va bien por arriba, gran pegada en una pista tan lenta como lo era la de Badalona, va bien por abajo, en la red, en el fondo de la pista… es un jugador muy completo e inteligente eligiendo el golpe adecuado.

Viendo su edad lo típico sería que se precipitara en algunos golpes, y más siendo un jugador con buena pegada, cayendo en el error de abusar de su remate, por ejemplo. Pero no, es capaz de jugar también tranquilo, como él mismo decía. Si hay que pegar le pega, si hay que trabajar el punto, tiene paciencia.

Tiene clase, tiene pegada, sacrificio pero, lo más importante, tiene cabeza. Lo tiene todo para poder triunfar en el pádel.

Tampoco se arruga ante los grandes. Pese a que afrontaban el partido de octavos en Alicante ante Lima y Bela con Marcello Jardim tocado, dieron la cara en todo momento, complicándoles la vida a los nº1 en un gran segundo set.

Gran acierto también juntarse con Marcello Jardim, un jugador con el que han crecido otros jóvenes como Franco Stupaczuk y Juan Lebrón. Un jugador con el que va a aprender y va a poder seguir creciendo, ¿hasta dónde? Quién sabe, ahora mismo a Agustín Tapia no se le atisba techo.

*Fotos de World Padel Tour

No hay comentarios

Dejar una respuesta