Compartir

Nuestro apartado de análisis de nuevas parejas nos lleva en esta ocasión hasta la pareja 6 del WPT. Se unen Adrián Allemandi y Agustín Gómez Silingo para formar una pareja de luchadores.

¿QUIÉN SON?

Tito Allemandi es un jugador atípico. Pese a ser argentino, su padel se desarrolló en Sevilla. Es un jugador de drive que se caracteriza por su trabajo constante y sus ansias de competición, tanto en los partidos como en su entrenamiento diario, lo cual le ha llevado a mejorar mucho sus puntos débiles en los últimos años. Agustín Gómez Silingo, por su parte, es un jugador que se define por su apodo: “la bestia Silingo”. Con una envergadura enorme y un tren superior e inferior muy fuertes, destaca, especialmente, por su potencia en los golpes, así como por su explosividad física.

¿DE DÓNDE VIENEN?

Allemandi ha pasado en los últimos años por varias parejas y no ha dejado de progresar en el ranking hasta llegar a ser pareja 5 en 2.015 con Lamperti, su mejor ranking. Por ello, su temporada se podría catalogar como un éxito. Sin embargo, el buen juego que desplegaron tanto en el Masters de 2.014 como en los primeros torneos del año hizo pensar que aún podrían estar en un escalón más alto, cosa que no llegó a ocurrir.

Imagen Adrián Allemandi y Agustin Gómez Silingo

Silingo, por su parte, vivió lo que se podría llamar “un año movidito”. Acabó 2.014 jugando junto con Fede Quiles, como pareja 9. Aunque por momentos hicieron un padel muy vistoso y de buen nivel, no pudieron superar la barrera que separa al 8 del 9. No ser cabezas de serie les perjudicó muchísimo y, a mediados de temporada, pasó a jugar con Cristian Gutiérrez. Fue una de las gratas sorpresas del año. Junto a Cristian, Silingo hizo un gran juego y consiguieron meterse en el Masters, despidiendo el año con una victoria.

¿QUÉ JUEGO ESPERAMOS DE ELLOS?

Allemandi ha jugado con varios jugadores que se caracterizan por tener un gran remate y una “pequeña laguna” en el apartado defensivo (Paquito Navarro, Poggi, Lamperti…), por lo que todo hace pensar que podrá desarrollar su mismo juego con Silingo: un buen juego de fondo, armando desde atrás y buscando acelerar la bola siempre que pueda. Silingo, mientras, debería ser un jugador determinante cerca de la red pues, aunque de fondo es muy combativo, no es donde muestra sus mayores virtudes. Por lo tanto, no sería de extrañar ver muchas veces a Allemandi ligeramente más atrasado que Silingo.

¿QUÉ RESULTADOS ESPERAMOS DE ELLOS?

Allemandi lleva 4 años subiendo en el ranking, pero en esta ocasión lo va a tener realmente difícil, porque entrar entre las 4 primeras parejas es algo que se antoja complicado. Sin embargo, sí que se les presupone que van a tener un buen acoplamiento en su juego y que su nivel les permitirá estar en el escalón de cuartos, pisando alguna ronda más alta en algunas ocasiones.

Imagen Adrián Allemandi y Agustin Gómez Silingo

¿QUÉ TIENEN A SU FAVOR?

En principio, el juego de los dos es muy compatible. Además son dos trabajadores natos y ninguno podrá reprochar al otro falta de entrega. El hecho de que cada uno pueda cubrir las carencias del otro les debería ayudar a compenetrarse muy pronto y a tener un patrón de juego muy reconocible.

¿QUÉ TIENEN EN CONTRA?

Igual que los dos pueden complementar el punto débil del otro, esos puntos débiles son bastante reconocibles (la volea de derecha y el smash de Allemandi, la defensa en “el rincón” y las bandejas de Silingo…). Además, los que están por delante en el ranking parecen más sólidos.

CONCLUSIÓN

Es una pareja que funcionará bien desde el principio, pero es muy difícil que opten a ganar algún torneo. Su objetivo debería ser mantenerse entre las 8 primeras parejas y, en principio, son favoritos a estar en esos puestos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta