Compartir

¿Qué es ser buen jugador en pádel? En un deporte que se juega por parejas, ser buen jugador no implica solo tener una gran técnica o ser un gran estratega. Hace falta algo más porque, salvo que los rivales sean mucho peores, uno solo no gana. Un buen jugador, además de tener buena técnica y táctica, debe ser buen compañero.

En muchas ocasiones hemos hablado de ser un buen compañero. Pero, ¿qué es ser un buen compañero? Un buen compañero debe animar a su pareja cuando lo hace mal, también cuando lo hace bien, pero, por encima de todo, debe confiar de verdad en él.

La confianza en una pareja es fundamental, no vale solo con decirlo. ¿Qué quiero decir con esto? Seguro que en alguna ocasión, tu compañero te ha animado cuando has fallado, “¡Vamos! No pasa nada”. Te anima después de cada punto… pero sabes que no confía en ti.

Es algo fácil de saber. Mucho hablar pero, a la hora de la verdad, notas la desconfianza. Una bola que te viene cómoda… aparece tu compañero para golpearla, aunque ello suponga dejar su lado completamente vacío. Bola que ronda cerca de ti y notas el aliento de tu compañero en el cogote. Luego un, “¡Seguimos así!”, pero cada vez te arrincona más en la pista. “¡Vamos, vamos! Quita de aquí y no me molestes” parece querer decir.

Un buen jugador dejaría que su compañero “fallara”. Qué necesario es que tu compañero te de un margen de confianza, más cuando de los dos tú tienes menos nivel o no estás jugando bien. Un buen jugador haría de líder y apoyaría a su compañero, sabiendo lo que le puede exigir y lo que necesita para rendir en la pista.

Queda muy bien decir que apoyas a tu compañero, pero si luego no lo demuestras en la pista, de poco sirve.

Un buen jugador tiene paciencia y confianza en su compañero, hasta cierto punto (como todo en la vida). Un buen jugador es el que ya de por sí juega bien y además sabe sacar lo máximo de su compañero.

*Foto de World Padel Tour

No hay comentarios

Dejar una respuesta