Compartir

La comunicación con nuestro compañero durante un partido es fundamental, tanto para reforzar lo que estamos haciendo bien, como para buscar soluciones cuando las cosas no estén saliendo.

De inicio, debemos tener claro que con nuestro compañero ya debemos tener hablado antes del partido lo que queremos hacer y posibles variantes dependiendo del tipo de rival y de nuestras sensaciones en pista para que, durante el partido, tengamos las cosas claras y no haya malentendidos.

Inevitablemente, las cosas no siempre salen como esperamos y, en ocasiones, debemos tomarnos nuestro tiempo para hablar y corregirlas, por eso es importante mantener una comunicación fluida con nuestro compañero durante todo el partido.

Comunicación durante los puntos

La comunicación durante los puntos ha de ser muy clara, breve y que audible. Durante los puntos, la comunicación se basa en dar información a nuestro compañero, principalmente cuando pierda de vista a los rivales y tengamos que cantar su posición, o para dejar claro quién va a por alguna bola “conflictiva”.

Con las bolas conflictivas, ya antes del partido debemos tener hablado quién debe ir a por esta o aquella pero, puede que, durante el partido, veas claro que, aunque esa bola es de tu compañero, a ti te viene mejor en ese momento. Con decisión canta un “¡mía! para que no os estorbéis.

Aunque la bola no venga a nosotros debemos mantenernos concentrados y ser capaces de avisar a nuestro compañero con la antelación suficiente como para que a este le de tiempo a decidir, según nuestras indicaciones, cuál es el mejor golpe.

¿Cómo deben ser estas indicaciones? Lo primero es que el tipo de indicación debe estar hablado con nuestro compañero antes de comenzar el partido. Puede que quiera que le cantes la posición de los rivales o, por contra, a dónde tirar. Como decíamos, indicaciones breves, claras y que tu compañero las pueda oír. “Se quedan”, “suben”, “sube el mío”, “atrás el tuyo”, “pegados”, “mitad pista”.

Comunicación entre puntos

Tenemos que aprovechar ese tiempo entre puntos para dar ánimos, dar información, corregir errores y aclarar dudas.

Si un partido se tuerce y lo puedes arreglar entre puntos, no te esperes a que acabe el set para hablarlo. Aprovechad y hablar brevemente de cómo solucionar una situación de partido.

También podéis usar ese tiempo para dar información del rival. Si va mal de revés, si estáis sufriendo porque os han sacado de la red… Y decidid dentro de vuestra estrategia cómo aprovechar esa información.

Lo que no podéis hacer es ir haciendo todo sobre la marcha, sin tener nada hablado de inicio, porque acabará siendo un desastre, con indicaciones confusas y malentendidos.

*Foto de World Padel Tour

No hay comentarios

Dejar una respuesta