Compartir

Uno de los puntos fundamentales para que una pareja de pádel funcione es que haya una comunicación fluida. Un tema del que ya hemos hablado en alguna ocasión y del que hoy vamos a ver cómo debe ser esa comunicación y cuándo debe producirse.

La comunicación en el pádel

Con una pareja habitual se presupone que ya tienes una dinámica y en muchas ocasiones os compenetráis sin tener que hablar, pero para que eso suceda primero se han tenido que poner unas bases.

Comunicación antes del partido

Si se trata de una pareja circunstancial o bien de una pareja con la que comienzas a jugar habitualmente, hace falta mucho trabajo pre partido a nivel de comunicación.

Antes del partido hay que hablar para dejar claras ciertas pautas para evitar dudas durante el partido. Aclarar situaciones como quién va a por las bolas que van por el centro, uno de los mayores dolores de cabeza que le pueden pasar a una pareja. Además de esto hay que establecer una estrategia para afrontar el partido.

Comunicación durante el partido

Durante el partido es importante hablar tanto durante como entre los puntos.

Comunicación durante los puntos

¿Cuándo hablaremos durante un punto? Principalmente cuando uno de los componentes de nuestra pareja tenga que realizar un golpe pero pierda de vista a los rivales.

En ese momento es fundamental que el jugador sobre el que no recaiga el juego indique al compañero la situación en pista de los rivales.

¿Cómo le indicaremos a nuestro compañero cuál es la posición de los rivales? Esta parte también es muy importante.

Pongamos que es a mi compañero a quien le acaban de tirar un globo y tiene que retroceder al fondo de la pista y pierde de vista la posición de los rivales.

Mientras retrocede tenemos que indicarle de forma rápida, breve y lo más clara posible dónde están los rivales.

Si se quedan los dos al fondo puedes cantarle, por ejemplo “se quedan los dos”. Si suben los dos, “suben”. Si sube uno y el otro se queda atrás, “sube el mío, o sube el tuyo”.

Indicaciones breves con las que tu compañero sepa dónde están los rivales antes de golpear la bola para que le de tiempo a elegir cuál es la mejor opción.

Además, tienen que ser indicaciones audibles, sobretodo si juegas en un club con muchas pistas donde no se oye nada. Muchas veces me ha pasado de tener que decirle a mi compañero que grite más porque no oigo sus indicaciones.

Luego, en muchos casos, sucede que cantas la posición del rival y los muy cabr***s deciden esperarse a última hora para subir. Si te da tiempo antes de que tu compañero ejecute el golpe, cántaselo excepto que te diga que le moleste que le hables cuando va a golpear a la bola.

Personalmente me pasa que me desconcentra mucho ir a golpear a la bola y que mi compañero de pronto me de una indicación, aunque esto ya lo estoy solucionando, pero es preferible dar antes las indicaciones para que a tu compañero le de tiempo a reaccionar.

Antes del partido compartid toda esta información y hablad de cómo os vais a avisar durante el partido.

Además de estas indicaciones básicas, también es importante informar, por ejemplo, si los rivales suben y se quedan muy cerca de la red, “pegados”, o se quedan más alejados, “mitad pista”, o si se pegan mucho entre ellos, “pegados”, así, además de saber si jugar por arriba o por abajo, tu compañero sabrá si puede aprovechar y jugar por el paralelo o puede buscar el centro de la pista.

Un pequeño matiz, que últimamente he visto que hay gente que hace mucho lo de “dar” información cuando el rival va a golpear la bola. Las instrucciones hay que darlas después de que el rival golpee la bola, si lo haces durante y lo haces en un tono elevado estás molestando al rival, y eso no se puede hacer. No empecemos con las pillerías y juguemos limpio.

Foto de World Padel Tour - la comunicación en el pádel

Comunicación entre puntos

Tenemos que aprovechar ese tiempo entre puntos para dar ánimos, dar información, corregir errores y aclarar dudas.

Si un partido se tuerce y lo puedes arreglar entre puntos, no te esperes a que acabe el set para hablarlo. Aprovechad y hablar brevemente de cómo solucionar una situación de partido.

También podéis usar ese tiempo para dar información del rival. Si va mal de revés, si estáis sufriendo porque os han sacado de la red… Y decidid dentro de vuestra estrategia cómo aprovechar esa información.

Si de algo no sirve ese tiempo entre puntos es para reproches. Durante el partido sólo valen los ánimos al compañero aunque por dentro sólo pienses en “matarlo“.

Comunicación después del partido

No hay nada como terminar el partido y hacerse un buen post partido tomando algo mientras analizas lo que ha sido el partido, cosas a mejorar y, si hace falta, para limar asperezas.

Mantén siempre una comunicación fluida

Antes, durante y después es fundamental mantener una conversación fluida. No te asiles en ti mismo y habla con tu compañero siempre que puedas, tanto si la cosa está yendo bien, como si es un desastre absoluto.

Y es que cuando las cosas van mal es cuando una comunicación fluida puede cambiar el sino de un partido.

*Fotos de World Padel Tour

No hay comentarios

Dejar una respuesta