Compartir

Ya conocemos las cuatro parejas que jugarán este domingo las finales del Estrella Damm Valencia Open 2019 después de la disputa de unas semifinales donde Paquito y Lebrón se veían superados por Galán y Pablo Lima.

Galán y Lima presentan sus credenciales en Valencia

En su primer torneo juntos, Pablo Lima y Ale Galán afrontaban este sábado en las semifinales del Valencia Open su primera gran prueba de fuego, ni más ni menos que ante la pareja más en forma del circuito, Juan Lebrón y Paquito Navarro.

El duelo comenzaba con los nº2 pasando por encima de sus rivales, poniendo un 5/0 en el marcador que no hacía presagiar nada bueno para Galán y Lima.

Aguantaron el chaparrón en un primer set que se les escapaba por un contundente 6/1, pero solo habían perdido una batalla. En el segundo las tornas cambiaron y fueron los nº3 los que salían más entonados, llegando a colocarse con 3/0 en el marcador. Pero volvía a aparecer el rodillo de los nº2, que no solo recuperaban el break, sino que les endosaban otro a sus rivales. En este ida y vuelta Galán y Lima aún no habían dicho la última palabra, y es que volvían a igualar el marcador y, cuando parecía que nos marcharíamos al tie break, la dupla hispano brasileña lograba un break sobre la bocina que mandaba el partido al tercer set.

Ahí ya no hubo partido, con un Galán dominador del juego, y unos Paquito y Lebrón irreconocibles, la victoria se decantaba por la vía rápida del lado de Pablo Lima y Alejandro Galán por 1/6-7/5-6/1.

Tuvo que ser con Galán con quien Lima lograra al fin superar a la pareja andaluza, su bestia negra en lo que va de temporada, y mañana buscará su primer título de 2019.

En esa final se enfrentarán a unos Agustín Gómez Silingo y Adrián Allemandi, que llegaban por primera vez en la temporada a las semifinales y no dejaron pasar la oportunidad de meterse en una final imponiéndose por 6/2-6/3 a Tapia y Gadea.

Poca historia tuvo su partido ante Agustín Tapia y Nacho Gadea, que estuvieron lejos del nivel mostrado estos días pasados. Por parte de la dupla argentina, Silingo castigaba una y otra vez con su pegada a una pareja que no tuvo capacidad de reacción.

Las Martas sufren para llegar a una nueva final

Iban a sufrir de lo lindo Marta Marrero y Marta Ortega para lograr acceder a una nueva final.

Pese a que arrancaron mejor que Patty Llaguno y Eli Amatriaín y hacerse con el primer set, el partido sería de ida y vuelta, sobre todo a partir del segundo set, donde Patty y Eli comenzaron a sentirse cómodas y a llevar la iniciativa en el juego ante unas rivales a las que no les salía nada.

Se llegó así al tercer set, con Patty y Eli tomando la iniciativa. Sin duda no fue el partido de Marta Marrero, muy imprecisa en sus golpes, sobre todo por arriba, donde Patty y Eli la neutralizaban una y otra vez. Pero, entonces, apareció la figura de Marta Ortega, que se echó a la espalda el peso del partido, logrando cambiar la dinámica de un set que tenía muy mala pinta para las nº1.

Con una brillante Marta Ortega, apoyada por una más entonada Marta Marrero, las nº1 aprovechaban un momento donde sus rivales cometían algunos fallos por precipitación para lograr un break que les ponía en la gran final, 6/4-2/6-6/4.

En las final, las Martas se las verán de nuevo con sus grandes rivales este año, Ariana Sánchez y Alejandra Salazar.

Algo menos sufrieron Ari y Ale para acceder a la final. Y es que, pese a un inicio igualado ante Majo Sánchez Alayeto y Delfina Brea, las sensaciones eran que las nº2 llevaban el ritmo del partido. Pero no sería hasta la recta final cuando lograrían un break que les daba el primer set.

Con un set en su bolsillo, Ari y Ale jugaron más sueltas, acabando con la resistencia de sus rivales al comienzo de la segunda manga, que finiquitarían de forma holgada, 7/5-6/2.

*Foto de World Padel Tour

No hay comentarios

Dejar una respuesta