Compartir

Cuando entramos en una pista de pádel, lo primero que debemos hacer es elegir en qué lado vamos a jugar, en el revés o en el drive.

A nivel profesional, a grosso modo, los jugadores se especializan en uno de los dos lados. En el drive, los jugadores que trabajan bien los puntos, se sacrifican en defensa y eligen bien el momento en el que pueden jugarse una bola. Por otro lado, los jugadores de revés suelen ser los pegadores, los que se la juegan en los momentos difíciles definiendo el punto.

Pero para los amateur no es así, o al menos no debería serlo. Un jugador amateur debería ser capaz de poder jugar en ambos lados, se aprende y se mejora mucho jugando en ambos lados. Además, ¿cuántas veces os ha pasado llegar a una partida y que los cuatro quieran jugar en el revés? Al final alguien tiene que jugar en el drive.

Y es que hoy en día lo mejor que puede pasar es, o bien encontrar a alguien que juegue en la derecha, o encontrar un jugador que sea zurdo. Parece que ahora todo el mundo quiere jugar en el revés, así que si encontráis a un zurdo, ya podéis cuidarlo bien.

Dicho esto, vamos a ver lo que implica jugar en cada lado de la pista.

Imagen Padel Reves o Drive

Jugando en el revés

Si jugamos en el revés tenemos que ocupar mucha más pista, ya que debemos cubrir también el centro de la pista. Por esto mismo, lo ideal sería estar en buena forma física ya que hay que moverse más durante el partido.

También hay que tener la cabeza fría en los momentos importantes, ya que resta en el lado de la ventaja. Este es un punto muy importante, ya que jugar en el revés sin tener un buen resto es un lastre.

A la hora de decir si el jugador que esté en el revés debe ser pegador o no… bueno, a nivel amateur si le pegas bien tienes mucho ganado, eso está claro. Pero por el simple hecho de jugar ahí, no significa que haya que pegarle a todo lo que venga. ¿Por qué el jugador de revés suele definir más que el de drive?, por el simple hecho de que desde la izquierda tiene más ángulo para golpear a la bola. En el revés también hay que trabajar el punto y cuando el rival deje una bola “fácil”, entonces define.

Imagen Padel Reves o Drive II

Jugando en el drive

El jugador que esté en el drive debe estar muy concentrado durante todo el partido, ya que va a tocar menos bola que su compañero. Al tocar menos bola es importante no jugársela cuando te tiren, trabaja el punto y, como ya hemos dicho en el caso del revés, si lo ves claro define.

A mucha gente no le gusta jugar en este lado por eso. Es difícil jugar cuando tocas poca bola y no cualquiera se puede adaptar. Además, se tiene menos ángulos para colocar la bola.

En cambio, a la hora de restar es más sencillo que en el revés. Los globos también son más sencillos de hacer desde el drive.

Y también un aspecto importante es que el jugador de drive se libera de la presión de restar en las ventajas. Hay gente que en esos momentos le tiemblan las piernas y prefieren que sea su compañero el que se la “juegue”.

Conclusión

Lo mejor, como ya hemos dicho, es probar y poder jugar en ambos lados. Está claro que por características de juego, todos tenemos un lado preferido y si podemos elegir lado, no lo dudaremos.

Tampoco hay que dejarse llevar por el hecho de quién le pega más a la bola, ¿quién dice que el jugador de drive no sea el pegador y el del revés el más defensivo?. Al final, lo importante es que la pareja esté compensada y esté cómoda en la pista.

9 Comentarios

  1. Buenas David,

    Y que tipo de pala va mejor para cada posición? (Partiendo de la base que la mejor pala es con la que juegas a gusto)

    Un saludo.

    • Hola Toni,

      Para un jugador de derecha lo ideal es una pala que tenga bastante control,tacto medio o blando, redonda y con el balance centrado. Tiene que ser una pala manejable, con buen punto dulce, que ayude a defender. Y si además tiene potencia mucho mejor. Puede ir bien una pala como la NB Combat, la Vibor-a Black Mamba (aunque no sea redonda), la Nox Magma, las Bullpadel k2 o k3…

      Para jugar en el revés, si nos ceñimos a la teoría, lo mejor es una pala de potencia, de tacto duro y con el balance alto para que ayude a hacer palanca a la hora de rematar. Lo ideal es una pala en forma de diamante como la Vibor-a Yarara Edición Especial, la Head Tornado Bela, la adidas Power Precision Pro, la Sane Impronta h.c.t…

      Si buscamos palas más equilibradas con las que poder jugar en ambos lados, se puede optar por una Bullpadel Vertex, NB Rsx, que son palas con buena potencia pero también con buen control.

      Espero que te sirva de ayuda.

      Un saludo

    • Jugando con un diestro, es difícil que un zurdo pueda jugar en la izquierda por que las bolas al centro de la pista le quedarían a ambos para el revés. Ninguno de los dos podría atacar la bola con comodidad, perderían ángulo para jugar la bola… y eso lo aprovecharía el rival.

      Claro, si se juntan dos zurdos, entonces sí que uno de los dos iría al revés, pero con un zurdo y un diestro es muy complicado que el zurdo juegue en la izquierda.

      Un saludo

  2. Buenas tardes;
    Definir las palas en base a la posición del campo que ocupas es cuanto menos subrealista. No es tu respuesta David, en absoluto, es la pregunta la que no esta bien planteada.
    Ninguna pala se confecciona pensando en lados de la pista, si no en jugadores… la pala ha de ir con el jugador siempre, independientemente de donde juega.
    Un saludo.

  3. Está muy bien, pero al final, al lado de tu foto pone: ” Jugador de padel amateur en mis ratos libres, ¡siempre en el revés!”
    A que le hacemos caso, al artículo o a tu eslogan. jajaja. Buen rollo.

    • Lo mejor es poder jugar en los dos lados pero luego jugar en el que más cómodo se juegue. Además de sentirme más cómodo en el revés, mi habitual pareja juega en la derecha, pero no tengo problemas en cambiar de lado cuando me lo piden. Ahora, si me dan a elegir, ¡siempre en el revés!

Dejar una respuesta