Entrevista a Andoni Bardasco

Entrevista a Andoni Bardasco

Compartir
Portada Andoni Bardasco

Cuando se acerca la temporada 2.016 queremos traer la conversación que mantuvimos con Andoni Bardasco, uno de los jugadores jóvenes que más prometen del circuito, que sufrió una lesión de muñeca que le obligó a parar durante gran parte de 2.015 después de haber estado jugando con mucho dolor durante casi dos años.

¿Nos explicas cómo fue la lesión? En qué punto estás y qué idea llevas para el año que viene? Veo que aún se aprecia la cicatriz… Nosotros nos enteramos de que tenías esta lesión cuando paraste, antes de un WPT, Valladolid si no me equivoco…

Sí claro, gracias por darme la oportunidad de hacerlo. Me inscribí al WPT de Valladolid, pero no pude disputar el partido, y una semana después me operé, el 23 de junio. Los dolores venían de lejos, pero la idea era que nadie supiera que estaba lesionado, que no hubiera información circulando para poder seguir en competición. Jugué varios torneos así y, realmente, no se enteró nadie.

La lesión se remonta a hace 2 años. Al principio no era un dolor insoportable, pero me pasaba que, cuando empezaba a entrenar, notaba un dolor en la muñeca. Al principio, eran pocos minutos, hasta que se calentaba la zona -1 minuto, después 5…- . En ese momento, en 2.013, peloteaba un poco y me dolía, pero se pasaba al poco rato. En 2.014, en los primeros entrenamientos de Marzo, notaba el dolor, pero pensaba que podía ser una tendinitis… Así que seguí jugando, pero el dolor fue a más hasta que ya, antes de un torneo, creo que fue Badajoz, me dolía muchísimo y tuve que ir al médico… No se vio nada y el diagnóstico fue de una tendinitis y me infiltré para poder jugar, con lo que el dolor desapareció al 99%. Así seguí jugando unos torneos con Gonzalo Rubio y, cuando llegamos a Dubai, me dolía muchísimo desde el primer día y no remitía. Los médicos de allí me dijeron que, si era tendinitis, no dejara de jugar. Pero cada día me dolía más que el anterior. Allí, en semifinales, me apoyé con esa mano y, del dolor, no podía ni sujetar la pala y tuvimos que retirarnos. Al llegar a España, no podía casi mover la mano, pero los médicos no veían nada. Como seguían sin ver nada, decidí que tenía que jugar aunque fuera con dolor. Jugamos en Málaga y Marbella. En Málaga perdimos un partido en el que los rivales no jugaron demasiado bien, con lo que teníamos opciones de ganar y en Marbella ya no podía con el dolor y me tuve que retirar.

Le dimos bastantes vueltas a que los tratamientos no estaba funcionando hasta que, mi fisio, vio que tenía una “fisurita” que coincidía con los dolores que estaba sintiendo. Empezamos un tratamiento para recuperar las tendinitis y la fisura que las originaba. Por supuesto, sin entrenar padel. Mantuve la forma con un buen plan de entrenamiento físico y, en cuanto el dolor desapareció 100%, volví a las pistas y terminé el año sin ningún tipo de dolor.
Andoni Bardasco en la pista

Al terminar ese año (2.015), empecé una etapa nueva, cambié de compañero, cambié de marca. Firmé un contrato con StarVie, y tenía un proyecto con Nacho Gadea que empezamos muy contentos, con doble turno de físico todos los días, padel día sí, día no… Todo perfecto. Estaba muy contento, con unas muy buenas palas, y jugamos en Barcelona a un nivel que yo considero muy alto. Esto continuó otro par de torneo… Y, un sábado, me despierto, y sentía dolor de nuevo en mi muñeca.

Fui de nuevo al fisio y vio una tendinitis. Volvimos a hacer pruebas de todo tipo… Y no se veía nada más que el tendón un poquito dañado, así que nos pusimos a tratarlo. Jugamos el torneo previa de Argentina también -no por la lesión, pero a nivel de concentración, me afectó bastante-. Jugamos el campeonato de España (este perdimos en segunda ronda contra Blanco-Alonso), y también en Córdoba y allí ganamos a Britos-Estrella 6/3 6/2 y perdimos 7/6 7/6 contra Nicoletti-Peter (Alonso). Esos resultados los sacamos porque los rivales no sabían que estaba lesionado, pero la volea de derecha no podía casi “ni tocarla” y pegarle era un suplicio, por supuesto, sin más peloteo entre torneos que 10 minutos al día. Pero la idea no era parar, era seguir la hoja de ruta que me habían dado los especialistas y los resultados no fueron del todo malos. Y, como no íbamos a Argentina, teníamos un mes de descanso, así que nos apuntamos a Valladolid, que era el siguiente. Ahí tenía que llegar sin ningún dolor, desentrenado, pero sin dolor y ya en posición de seguir normalmente la temporada. En ese momento fui a pelotear con mi fisio y, al tocar la primera bola, no podía por el dolor.

En Valladolid, no me dejaron los médicos jugar. Me dijeron que tuviera cuidado, que podía tener necrosis de Kienböck, cosa que por suerte, más tarde se descartó y no tras eso, esperábamos algo grave. Se programó una exploración por artroscopia de unos 45 minutos o 1 hora, presumiblemente encontrarían algo pequeño, se limaría y en un mes volvería a estar compitiendo. En teoría, iba a perder tres torneos solamente… Pero me desperté de la operación con una escayola, cuando estaba prevista una simple venda y ya me explicaron lo que habían visto. Había dos ligamentos rotos, uno de ellos había arrancado un trozo de hueso. La “buena noticia” era que el podía estar “mal” o “muy mal” y ¡aún podía estar peor! Tuve la suerte de que no se había desplazado ningún hueso también.

En esa situación, estuve 2 meses inmovilizado y, cuando me quitaron la escayola, empecé a hacer rehabilitación. Paralelamente, yo seguía haciendo físico porque mi idea era volver a jugar en octubre. Fue pasando el tiempo, gané fuerza y estabilidad, pero tenía unas adherencias y tuve que volver a operarme para eliminarlas. Ahí yo estaba en situación de jugar, pero no tenía movilidad por culpa de esas adherencias y, como solo quedaban tres torneos, decidí que era mejor recuperar la movilidad antes de volver y no forzar. Decidí tener paciencia.

El problema en ese momento, entonces, ¿era al hacer la rotación con la muñeca?

Sí, pero no por la muñeca. Es porque aún no tengo (a finales de noviembresuficiente elasticidad en los músculos del antebrazo. Es algo parecido a cuando estiras isquios y “te tiran”. Volver a competir es algo que se ha retrasado mucho por culpa de las adherencias, que son lo que me ha restado movilidad. A la hora de, por ejemplo, un remate, me falta recorrido. Pero ya no siento el dolor que sentía al tocar una bola.

Entrenamiento en pista, puedo hacer. Antes acababa muy dolorido, pero ahora ya no. Físico sí que estoy haciendo y la idea es volver a competir en 2.016 a tope.

Andoni Bardasco y su compañero

¿Se podría decir que, hasta febrero, tendrías que hacer sesiones de estiramientos de esa zona para ganar amplitud de movimiento?

Ese sería el resumen, sí. Desde diciembre el plan era ir metiendo más intensidad a los entrenamientos en pista, y hasta ahora la mano está respondiendo bien.

¿La perspectiva es bastante optimista entonces?

Hemos hecho pruebas y parece que todo esta en su sitio en la muñeca, los ligamentos cosidos, etc. Por el tema de las adherencias he perdido un mes y medio (quizá más), por la falta de movilidad, pero lo demás ha ido todo bien.

La idea es volver en 2.016 al 100%… ¿Y ya sabes quien será tu pareja, entrenador, equipo?

No, en estas fechas (final de noviembre), no lo suelo saber cuando estoy bien… ¡Así que ahora tampoco! (risas)

¿Pero tú vives en Bilbao, en Madrid?

Ahora estoy en Bilbao. Para empezar a entrenar, prefiero estar aquí con mi familia y amigos, que entienden que no puedo jugar a tope, me siento a gusto en mi ciudad, además la gente tiene un poquito menos de nivel y no es algo tan negativo para los sparrings el que yo vaya con precaución.

Andoni Bardasco en el saque

¿Tú ahora estás estudiando?¿Das clases?

Estuve haciendo ADE. Hice 2 años y medio, pero no pude terminar la carrera porque me fui a Madrid. Aún habiéndome pasado esto (lesión de la muñeca), tampoco he podido retomar porque yo no pensaba que iba a tener que parar tanto tiempo. He estado con la incertidumbre de pensar que iba a ser un parón más corto, aunque luego se haya ido alargando. Además, al final, si te dedicas a esto, creo que tienes que dedicarte al 100%. Y tampoco es lo mismo estar fijo en un sitio… Por ejemplo, si eres de Madrid y estás en casa de tus padres, sabes que de ahí no te vas a mover. Pero mi situación es diferente. Yo si me lesiono, no me quedo allí, vuelvo a Bilbao… Es complicado si estás de “ida y vuelta”.

Ahí yo creo que hay 2 grupos. Ahora hay algunos jóvenes que, con la ayuda de sus padres, están gastando mucho dinero para ser profesionales y entrenan igual que los mejores. Luego, hay otros que dependen de sí mismos y tienen más difícil tener la continuidad para centrarse 100% en el padel, con los gastos que eso conlleva y, en esa situación es más difícil organizarse bien.

Cada vez hay más gente que entrena serio y, cuando entrenas como el que más, se nota. Yo, antes de la lesión, estaba entrenando muy bien y llegué a estar el 25, y la progresión estaba siendo muy satisfactoria para mí. Era una tendencia ascendente y se nota mucho cuando puedes entrenar así.

Respecto al ranking, supongo que tendrás ranking protegido cuando vuelvas… ¿en qué ranking estarás?

Sí, creo que el 53.

Dependiendo de la pareja, estarías al borde de entrar en cuadro. A veces parece que cueste mucho salir de las previas por el nivel que tienen y por las pocas parejas que entran en cuadro…

Yo prefiero jugar más partidos en este momento. Cuando he tenido que jugar previas, he conseguido entrar frecuentemente en el cuadro. Sé que no será fácil, y más después de tanto tiempo lesionado. Considero que en este momento, y pensando en el futuro, sería positivo jugar algunas previas para tener más oportunidades de competir. En 2.015 mismo, con Nacho (Gadea) jugamos la primera previa de Barcelona y, a partir de ahí, entramos en cuadro en el siguiente porque la pasamos. Otros años había empezado en pre-previa con Bergareche, en previa con Peter Alonso… Son muy duras, pero si haces un buen trabajo, poco a poco vas saliendo.

Andoni Bardasco concentrado

Muchas gracias y seguiremos atentos a tu evolución.

Gracias a vosotros.

Desde elneverazo deseamos que Andoni se recupere al 100% y le podamos volver a ver a su máximo nivel ya desde el primer partido de la temporada 2.016.

Comentario Anexo: “Quiero dar las gracias a toda la gente que me ha acompañado desde el momento de la lesión, desde Gonzalo Rubio que fue la primera visita que tuve en el hospital, a mi familia, mi novia, mi preparador fisico Carlos Cadarso, mi psicólogo Marcos que ha compartido conmigo estos últimos años, Pablo Andres que es un buen amigo y siempre está ahí para ayudarme y que junto con Carlos han sido las personas que más se han volcado conmigo desde que soy profesional y con las que más a gusto he entrenado.

Como no, no me quiero olvidar de mis patrocinadores, Star Vie, Danagas e Infisport.

Por supuesto, han sido muy importantes en el proceso tanto el Doctor Sanz, especialista en muñeca, como el fisio Roberto Martín, que se volcaron ambos en ayudarme desde el primer momento.

En resumen, aunque suene a tópico, estoy realmente agradecido a todas las personas (las empresas llevan personas detrás) que han confiado en mí, que me han transmitido su cariño y que han permanecido a mi lado en estos momentos tan dificiles. Gracias a todos ellos hoy puedo decir que estoy listo para un nuevo año de retos deportivos.

Por último quiero aprovechar para comentar mi nuevo entrenador es Juanma Rodriguez, ya se ha quedado sin papel para apuntar defectos a corregir jeje. Conozco mucho su forma de trabajar y estoy seguro de que va a aportar muchísimo en mi desarrollo como jugador. Gracias por apostar por mí”

No hay comentarios

Dejar una respuesta