Entrevista a Juan Alday

Entrevista a Juan Alday

Compartir
portadaJuanAlday

Durante el torneo World Padel Tour de La Nucía 2015 tuvimos el placer de conversar de forma distendida con Juan Alday, entrenador de muchos jugadores profesionales, entre los que está la actual pareja 1 del ranking femenino, Marrero-Salazar y nos habló de muchos temas relacionados con el mundo del padel desde la perspectiva del coach.

Hola, Juan. Nos vemos después de un entrenamiento de Alejandra Salazar y Marta Marrero. Cuéntanos. ¿Ahora estás entrenando a Marrero?¿A las dos?

Yo llevo a Marrero como entrenador. Alejandra vive en Madrid y la entrena Chema Montes. Yo soy su coach. La diferencia es que yo lo que decido es la forma de jugar de la pareja.

¿Nos explicas la diferencia entre coach y entrenador?

Sí, mira. En mi caso yo entreno a Marrero y ella siempre juega con alguien de fuera. Ese alguien de fuera tiene su entrenador, pero mi labor, además de entrenarla a ella, es decidir cómo tiene que jugar la pareja. Qué tiene que hacer cada una, cuándo hay que poner más o menos velocidad al juego… Y, a parte, yo soy entrenador de Marta.

A Marta la tengo desde el principio. Soy su único entrenador. Ella había entrenado un tiempo con la Federación y después empezamos juntos cuando no sabía ni coger las paredes, aunque era número 1 de Cataluña. Yo le decía “¿la salida de pared de revés como la hacés?” “ah, no, no. Nunca la hice”. ¡Las agarraba todas antes! Ahí empezamos a trabajar.

Con Alejandra, tiene mucha experiencia, y es muy fácil saber lo que puede hacer o lo que puede dejar de hacer. Con Marta es más complicado porque lleva sólo 4 años.

img entrevista Juan Alday

¿La experiencia que traía del tenis hasta qué punto es exportable para el padel?

Es exportable en el sentido mental. En el sentido de algunas cosas técnicas o en el de que sabe que tiene que entrenar mucho. Por ejemplo, si vos venís del mundo de estudiar, sabés que tenés que estudiar mucho, pero a lo mejor cuesta más saber que tenés que sudar mucho. Sí, a Marta le sirve la parte mental.

Aún así tengo la sensación de que Marta hubiera jugado a basket y hubiera jugado bien. Su mentalidad es brutal. En 4 años creo que ha hecho 2 entrenamientos malos. En uno tenía un examen, recuerdo, y en el otro, pues un día de mal humor, como tenemos todos. Pero sólo 2.

¿Cuánto llevas entrenando? Porque eres joven y llevas mucho tiempo como entrenador.

Yo llevo 25 años entrenando. Empecé a los 16 y tengo 41. Jugué hasta los 22.

El otro día estaba leyendo el libro de Bela y vi que le habías entrenado. Serías muy joven, claro. ¿Cómo fue?

A Bela lo entrené 3 años cuando tenía de los 35 a los 38. La realidad es que vino a vivir a Barcelona, entrenó 1 año con un entrenador, después empieza conmigo y yo le dije “mirá, yo te puedo ayudar en cosas técnicas, en cosas tácticas vos tenés una forma de jugar, y la parte táctica la lleva Miguel (Sciorilli)”.

Entonces en ese momento yo lo que le genero son dinámicas diferentes. Él entrenaba una vez de padel por semana y le obligo a que entrene dos. Él hace físico como un animal, pero el padel… como que le aburre. ¡Es muy gracioso! Además tiene una cosa, que es que pasa meses sin jugar y agarra una pala y la bola le pasa pegada a la red.

Entonces, logramos entrenos divertidos y yo le pasaba los informes a Miguel Sciorilli, el cual ahora es íntimo amigo.

img entrevista Juan Alday VII

También leía en ese libro que una de tus ideas era dar un enfoque entretenido al entrenamiento…

Tiene que ser entretenido. Yo creo mucho en que si uno va a hacer algo… Por ejemplo, si uno sale a correr y va por una zona donde el día anterior ha vomitado, tendrá una reacción negativa. Podés correr, evidentemente, pero con una sensación negativa. Si vos a estudiar a una biblioteca y todo el mundo habla, dirás “acá me lo he pasado mal”.

Entonces, lo que generamos es que, dentro de su concentración, haya algo de diversión. Además de que el padel es un deporte donde hay momentos en que estás más concentrado y otros que menos. Es un deporte largo, son partidos largos… La concentración se va moviendo.

Si vos estás hiperconcentrado, con 4 paredes cerca, te dan unas ganas de reventar la raqueta contra una pared… ¡y más Bela! Entonces en los entrenos, igual con ellas (refiriéndose a Marta Marrero y Alejandra Salazar), que nos reímos todo el día, sabemos diferenciar entre la seriedad y, por ahí, decir una tontería para relajar. Eso, para mí, es muy importante.

¿Qué tipo de tonterías serían? Por ejemplo, comentas en el libro que buscaste sparrings para buscar el pique…

Bueno, en ese caso es muy fácil siendo argentino. Además el tipo de entreno que mandaba Sciorili generaba mucho pique. Y buscar sparrings siempre va bien para decir “que no metes ni una, que no vas”, etc. y en esto sí que era un genio Álex Corretja. Le picaba, le decía… El mejor en eso era Sergi Bruguera. ¡Sergi era Dios en eso! Paraba el punto, decía “no, no, que me estás robando…” y esto genera que estés concentrado y que estés picado en el buen sentido.

Fuera del deporte profesional, si yo digo “esa bola creo que no la podés poner porque eres flojito”, no es igual. Para un amateur es una agresión, para un profesional es una motivación. Sabe que no es flojito. Miguel Sciorili, por ejemplo, se pica constantemente con Bela, pero eso se ha generado para mantener la tensión y eso está muy bien.

img entrevista Juan Alday IV

¿Eso lo hacías con Bela por ser así o lo haces igual con todos los jugadores que tienes?

Cada uno es diferente, con Marta lo que hago es exigirle mucho, “sobreexigirle”. “Esa bola no me sale” “me da igual”. Y, siendo como es ella, al final lo logra.

Alejandra es diferente. Mira, por ejemplo, Álex Corretja es un tío muy sensible y piensas “¿cómo puede ser que haya sido número 2 un tío sensible?”, pero es así. A Marta le digo una cosa un poco más bestia y ella la entiende, porque viene de mí. Todo esto también es complejo. El coach hace más en las comidas, en las cenas y en las charlas distendidas que en la pista. Ahí es donde ves la sensación de confianza.

Esta chica (Ale Salazar) es la número 1, si yo le digo que haga una cosa, tiene que tener confianza. Más de una vez digo una cosa y Marta me mira con una cara… Pero es una cuestión de confianza. Cuando hiciste algo y salió bien, te vas ganando su confianza y cuando las haces mal, reconoces que te equivocaste y ya está. En esta etapa “activa” no te puedo comentar todas estas cosas, claro.

Al final, siempre juegan las mismas y cuentan mucho los detalles, claro…

Claro. En pleno momento de competición no puedes comentar una debilidad o fortaleza. Al final hay mucho secretismo, es una cuestión de detalles. Por eso también es muy divertida la relación con los otros coach. Ver por dónde te va a entrar este, por dónde el otro…

Y, ya en pleno partido, desde la silla, ¿crees que se puede cambiar mucho?

Hay partidos que sí y otros que no. Hay partidos que sí que se han podido cambiar cosas.

Al final, es generar confianza, recordar lo que hemos trabajado y ver momentos en que hay que se valientes y a veces eso sale del entrenador, a veces sale del jugador, a veces Ale dice “estamos muy flojitas, vamos para adelante” y yo no estoy de acuerdo, pero como las veo confiadas… No es que ellas hagan y yo hablo. Al final somos un equipo y, entre todos, tratamos de hacer lo mejor.

Entrando en la actualidad, ¿ves que (Marrero y Salazar) serán número 1 este año?

Ahora, por suerte, han llegado, pero yo no te sé decir. Es muy duro.

img entrevista Juan Alday VI

Entonces, ¿te puedo preguntar en qué estáis trabajando?

Bueno, en cosas específicas, no. Pero, al final, en lo que más trabajás es en unir. En unir las virtudes como en toda sociedad, una sociedad de dos. Qué hacer en cada momento importante.

Hay momentos en que es una cosa de locos y Alejandra te gana el partido ella sola, hay momentos en que Marta lo gana sola. Yo tengo dos líderes. No hay una sumisa y una líder, y hay que negociar.

Otro tema que llama la atención es que ellas entrenan y juegan hasta los cuartos en una pista y las semis y final las juegan en una muy distinta (en el caso de La Nucía incluso primero descubierta y después cubierta). ¿Cómo se trabajan esos cambios que ocurren incluso durante un mismo torneo? Hay que tener 2 tácticas preparadas, el juego cambia muchísimo, ¿no?

Sí, dos, y tres… son como dos deportes distintos. Pero, al final, a todos les pasa lo mismo. En el deporte hay que adaptarse. Acabo de leer un libro de Toni Nadal, lo recomiendo. Rafa le decía “hace mucho viento”, “yo no te puedo parar el viento, hay que adaptarse”, decía él.

No hay que dramatizar en ese sentido. Al final puedes salir de la pista y quejarte de cómo está organizado o lo que sea… El tema es la primera semifinal que te metes, como Gemma (Triay) la semana anterior (WPT Málaga). Fue la primera vez en su vida que entraba en esa pista y yo la felicito porque lo hizo muy bien. La primera vez que entró Marta, la bola le rebotaba por todos lados, parecía un globo aerostático.

Eso me recuerda a la final del torneo de Málaga que ganaron las gemelas (Sánchez Alayeto) a Salazar y Marrero, y Tomás Carbonell comentaba que Marta no le pegaba por arriba…

Mira, a mí me gustó mucho cómo lo dijo Carbonell, porque lo dijo solo como “lo que veo es que no le pega”, no como crítica. Desde fuera hay un montón de cosas que suceden que uno no ve… Es como si dices que Messi está de una manera u otra… Tú no sabes si Messi la noche anterior tuvo tortícolis. A veces esto depende de un montón de cosas.

De todo modos, la pista es lenta, la sensación cuando la pisas es muy diferente de otra pista. Buscamos pistas con una estructura similar, pistas nuevas… Eso lo hacen todos. Tienes que adaptarte. La parte divertida del jugador bueno es la capacidad de adaptación. Para Bela no tiene que estar todo perfecto. Tiene que estar.

Bueno, lo de Bela es un tema a estudiar… ¿A ese hombre cómo se le gana?

Bueno, él dice que sabe cómo ganarle. Yo no sé. Habrá maneras, pero está en un buen momento, con un compañero que está “jugando un huevo”, ha entrenado con muchas ganas, está muy motivado, pero nada es para siempre… Uno piensa que Messi ganará siempre, o que Ronaldo perderá todas las finales, ¿pero alguna vez ganará no? -risas-.

Todo el mundo quiere saber, pero lo bonito del deporte es que no se sabe. Saber si esta chica va a llegar a la final -señalando a Alba Galán mientras entrena-. La teoría, las estadísticas, dicen que no, pero esta tía juega muchísimo. La última vez les metieron 6/3 6/1, pero ¿cómo sabes que a la próxima no te gana? Marta y Ale son número 2 ó 1, en teoría en octavos deberían ir relajadas, pero no.

El objetivo es ganar y lo más rápido posible. Hay que estar siempre concentrados. En deporte, todo puede cambiar.

Sabemos que es “tirarte de la lengua”, pero, ¿qué opinas de que el circuito femenino esté tan por debajo del masculino en tantos aspectos (premios, repercusión…)?¿Lo ves bien?

Claro, yo al estar tan dentro del circuito femenino, te diría que no. Pero todas las cosas tienen su evolución. El deporte femenino en España está muy mal. Es el deporte que más medallas da, y los ingresos son muy bajos.

Yo creo que mejorará. Mejorará porque es divertido. Y yo como las veo entrenar y sufrir, veo que lo merecen. No sólo Marta y Ale que viven bien de esto. Con Sandra Hernández y Catarina Nogueira (también las entrena él), el esfuerzo es muy grande. Entrenan todos lo días como unas bestias…

img entrevista Juan Alday II

En otras entrevistas nos han dicho que la pregunta es si realmente el padel femenino interesa… Y yo no sé qué contestar. A mí me interesa, pero no sabría qué decir.

Ya, pero eso es como decir “¿te interesa el basket?”. Bueno, si nunca lo pones… No se puede saber. Es como si dijeras que solo interesan Barça y Madrid. ¿Y a la gente no le interesa el Espanyol? Si es lo que se da… Por el mismo tema hay “Sálvame” en la televisión… “No, es lo que interesa” dicen… Mira, ahora en las finales de las chicas que empiezan dos horas antes que los chicos, hay un 60% de público. Los chicos tienen un 100%. La relación de premios no es esa.

Yo creo que sí interesa. Nosotros tenemos ese feedback. Lo que pasa es que lo fácil es mirar a Messi o a Cristiano. Pero también es divertido ver a Almagro además de ver a Nadal. Yo creo que sí que hay un público al que interesa el padel femenino.

¿Tú introducirías cambios para que el padel femenino fuera más espectacular?

La lógica es que la pista sea más rápida, la pelota sea más rápida… Pero mira, en el tenis, en teoría, no interesaba el tenis femenino. Sin embargo, en estos momentos, tiene mucha visibilidad. No tanta como el masculino, pero tampoco es necesario.

Sí, por ejemplo, ves un US Open y en la pista central juega Federer y, a continuación, Serena Williams. Y se llena exactamente igual.

Mira, yo creo que para el futuro del padel es interesante mostrar todo. Es interesante mostrar octavos masculinos. Que la gente no piense que todo el padel es Bela. Y es interesante ver a las chicas, con una forma distinta de jugar, quizás más cercana al padel amateur.

El otro día estaban jugando chicos en una pista exterior y estaban Marta y Ale entrenando aquí (también en ese mismo club) y había un montón de gente viéndolas entrenar.

Bueno, y yendo al tema del futuro, ¿nos podrías descubrir alguna joven promesa?

Yo empiezo a entrenar en septiembre a Ariana Sánchez. Ahora se viene a vivir a Barcelona. Tiene 18. Compañera de Martita Ortega en menores. Es una chica con mucha clase. Es muy divertido verla. Te saca bolas por la puerta, la saca de revés… Es un talento brutal.

Muchísimas gracias por estar tanto rato con nosotros, Juan.

Muchas gracias. Un placer.

1 Comentario

Dejar una respuesta