Compartir

Tarde redonda para Juan Tello y Fede Chingotto. Por fin conseguían derrotar a Juan Lebrón y Alejandro Galán, y se proclaman campeones del Cupra Las Rozas Open, ya que mañana Paquito Navarro y Pablo Lima no podrán disputar la final por lesión del brasileño.

El partido de semifinales que cerraba la jornada en el Cupra Las Rozas Open nos ha dejado muchos titulares. El primero, el gran duelo entre dos parejas que ya se habían visto la cara en unas cuantas ocasiones esta temporada, cayendo todas las victorias del lado de Alejandro Galán y Juan Lebrón.

Pero eso ha cambiado hoy. Por fin, Fede Chingotto y Juan Tello conseguían derrotar a los nº1, y lo hacían con una gran exhibición de pádel, con un Chingotto excelso que controló el partido a su antojo.

La pareja argentina aprovechaba a la perfección los errores de Galán y Lebrón, más imprecisos de lo que nos tienen acostumbrados, para adelantarse en el marcador y defender esa ventaja para hacerse con el primer set, 6/3.

Ese set en el bolsillo les daría alas a Tello y Chingotto, que salían en modo apisonadora en el segundo set, llegando a situarse con 4/1 en el marcador. Llegaría entonces la reacción de los nº1, que devolverían la igualdad al marcador y pasarían las dudas a sus rivales.

Les costó unos juegos recuperarse a Tello y Chingotto, pero, cuando mejor estaban Galán y Lebrón serían los argentinos los que golpearían de nuevo. Cuando parecía que el segundo set estaba condenado al tie break, la pareja argentina se aferró a la pista, forzando un punto de oro al resto con el que cerraban el partido, 6/3-7/5.

Una victoria de por sí con mucho valor pero, a posteriori, con premio doble. Tras vencer a los nº1, la baja por lesión de Pablo Lima en la final de mañana los proclamaba automáticamente campeones de este Las Rozas Open.

Tras terminar con molestias su partido de semifinales, se ha confirmado esta misma tarde que Pablo Lima sufre una rotura de fibras en su gemelo izquierdo, por lo que no podrá disputar junto a Paquito Navarro la final de mañana.

No es la forma en la que Juan Tello y Fede Chingotto hubiesen esperado lograr su primer título en el circuito World Padel Tour. Nunca nadie quiere ganar por lesión de un rival, pero así es el deporte y la pareja argentina consigue así llevarse el último título de la temporada regular tras dejar por el camino a duplas del nivel de Fernando Belasteguín y Agustín Tapia, o Juan Lebrón y Alejandro Galán.

*Foto de World Padel Tour

No hay comentarios

Dejar una respuesta