Compartir

En el pádel, como no puede ser de otra forma, nos gusta vivir en la red para definir los puntos. Queremos atacar una y otra vez hay muchos tipos de golpes y normalmente nos obsesiona mejorar los de ataque, como por ejemplo el smash, para ganar puntos.

Sin embargo, para poder ganar puntos primero hay que trabajarlos y saber defender esperando la oportunidad para atacar. Es por eso que también hay que aprender a dominar los golpes defensivos, y no hay uno más importante como lo es el globo.

El globo en el pádel

Este golpe consiste en golpear a la bola de tal forma que supere por alto al rival y le haga retroceder.

La principal función del globo es la de defendernos del rival y sacarles de la red, quitándoles la iniciativa y así conseguir subir y ganar nosotros la red.

Aunque también es cierto que hay jugadores que basan todo su juego, tanto la parcela defensiva como ofensiva en este golpe, los globeros. Pero este es un caso “excepcional”, ya que, para la mayoría, abusar del globo no es una solución.

Piensa que los partidos donde se ganan es en la red, por eso es tan importante dominar el globo. Si el rival nos mete en el fondo de la pista, no hay mejor golpe como el globo para alejar al rival de la red y así poder recuperarla.

A priori, es un golpe defensivo, pero en determinadas ocasiones puede convertirse en un golpe definitivo. Cómo duelen esos globos que caen llovidos al fondo de la pista y no tienes sitio para meter la pala, incluso puede que hasta salga x4. O ese globo en pistas al aire libre que el rival tira altísimo a mitad pista que eres incapaz de sacarte de encima.

A continuación te dejamos  un vídeo donde el jugador de StarVie Matías Díaz nos enseña cómo ejecutar el globo perfecto en el pádel.

El globo en el pádel por Matías Díaz

El globo es un golpe realmente importante en el pádel, aunque con él no se ganen muchos puntos directamente, pero es muy efectivo.

Para ejecutar el globo debemos posicionarnos según venga la pelota. Cuando la pelota venga hacia nosotros nos situamos de lado, con la pala por atrás, y según la posición de la pelota nos vamos a mover hacia delante o hacia atrás.

A continuación, buscaremos esa posición para que bote en el suelo, bote en la pared y esperando a que la pelota caiga a la altura de las rodillas para impactarla.

Por último, seguiremos la trayectoria hacia arriba para que la pelota coja altura y suba, para que vaya lo más profunda posible.

Cómo ejecutar el globo perfecto en pádel por Matías Díaz

Cuándo jugar el globo

El golpe del globo es todo un arte que hay que trabajar. Y es que tiene muchas variantes: el globo profundo centrado, al rincón, a media pista si el rival sufre por arriba… salvo el globo corto. El dichoso globo corto no tiene solución.

Es un golpe que hay que practicar y poner en práctica según el rival. En ocasiones no habrá más opciones que tirar el globo. Por ejemplo, cuando el rival nos arrincona en el fondo de la pista y no hay forma de pasarlo. Una buena forma de quitarnos la presión de encima será con un globo. Pero, ¡ojo! Porque si llegamos forzados hay muchas posibilidades de lanzar la bola al cristal. Si la pelota viene con mucha velocidad es mejor jugar golpes por bajo.

Es un golpe que principalmente utilizaremos en el fondo de la pista, ya que, como decíamos, es el principal recurso para quitarnos la presión del rival, sacarlo de la red y subir nosotros a atacar.

Según qué rival tengas delante, el globo puede o no convertirse en tu mejor arma. Para ello es importante probar a tu rival durante los primeros juegos del partido.

Hay jugadores que por bajo son auténticas máquinas, pero por arriba no dan una. Ya sabes, castiga con globos sus debilidades.

Va mal por arriba pero, ¿su bajada de pared es buena? Si la respuesta es sí, quizás no te convenga lanzar globos en profundidad buscando la pared del fondo. Busca el rincón o, si no va bien por arriba, búscale las cosquillas con globos a media pista.

Si, por contra, todo lo que va por arriba lo machaca, y bien, o castigas a su rival con los globos, o le buscas constantemente la zona de revés, donde no le de tiempo a posicionarse para poder pegarle.

El globo no hay que tirarlo porque sí. Como cualquier otro golpe, hay que ver qué opciones tenemos y elegir la que mejores resultados nos pueda dar. Si fallas, que sea por una mala ejecución, no por una mala elección. Una mala ejecución siempre estás a tiempo de corregirla, una mala decisión no.

 

*Foto de World Padel Tour

No hay comentarios

Dejar una respuesta