Grabiel-Navarro (parte1): El arma perfecta. La génesis.

Grabiel-Navarro (parte1): El arma perfecta. La génesis.

Compartir
Paquito y Maxi
Momento 1: Final temporada 2013

Acaba la temporada 2013 dejando una serie de conclusiones en las parejas top del circuito profesional y una por encima de todas: las parejas están ordenadas por escalones de nivel difíciles de salvar. Paquito Navarro acaba con Jordi Muñoz y Maxi Grabiel con Miguel Lamperti, ambas parejas jugando el Máster y ambas parejas demostrando que están tan lejos de alcanzar a las 4 primeras parejas como de caer por debajo del número 8 que delimita los cabezas de serie de los torneos. Esa situación les asegura estar con asiduidad en cuartos de final pero no pasar a semis prácticamente nunca.

Momento 2: Comienzo temporada 2014

La temporada 2014 empieza con muy pocos cambios entre las primeras parejas. Grabiel sigue con Lamperti en su intento de recuperar las sensaciones y los resultados de 2012, cuando ganaron varios torneos y llegaron a ser pareja 3 del circuito. Navarro, en cambio, cambia de pareja. Vuelve a jugar con Adrián Allemandi en su intento por acercarse a las mejores parejas.

Momento 3: Paquito pierde contra Juan y Bela la final del torneo de Marbella.

Hasta que se desencadenaran los hechos que llevaron a Paquito y Maxi a formar pareja, se habían disputado 10 torneos del WPT y el mejor resultado de Navarro-Allemandi había sido una final y unas semifinales. El mejor de Lamperti-Grabiel, 3 semifinales. Los resultados muestran el salto insalvable entre las parejas 1 a 4 y las parejas 5 a 8. Sin embargo, las sensaciones son totalmente distintas. Mientras en Grabiel-Lamperti se advierte el mismo estancamiento que ya se vio en 2013, en Navarro-Allemandi se percibe el crecimiento de Paquito en todas las áreas del juego. Por eso, merece la pena analizar los resultados de esa pareja en los 10 primeros torneos. En 8 de esos 10 torneos, la derrota de Navarro-Allemandi llegó contra la mejor pareja de la actualidad y de la historia (Díaz-Belasteguín), repartidas en 6 cuartos de final, 1 semifinal y 1 final. Contra las otras 3 parejas del Top-4, el balance de resultados es de 3-2 a favor. Para Lamperti-Grabiel, el balance contra esas 3 parejas es de 3-8 en contra (incluyendo un 1-5 contra Lima-Mieres, pareja número 2).

En este estado de cosas, llega en julio de 2014 el torneo de Marbella, que significa la explosión de Paquito Navarro en el World Padel Tour. Con un cuadro difícil propio de una pareja situada entre el número 5 y el 8, pero en el que no se cruzan con Juan y Bela hasta la final, Navarro-Allemandi consiguen eliminar en cuartos a la pareja número 3 y en semis a la pareja número 2, enfrentándose a los número 1 en la final, que pierden en 4 sets. Por primera vez, demuestran que son una pareja en disposición de dar el difícil salto de superar el escalón que diferencia a las parejas 5-8 de las parejas 2-4 (los número 1 siguen siendo su particular “muro”).

A partir de ese momento, los cuadros finales volverán a cruzar a Allemandi-Navarro en cuartos con Juan y Bela, que les cortarán el paso en todas las ocasiones. Mientras, Lamperti-Grabiel seguirán con resultados propios de pareja 5-8, sin dar muestras ni de bajar ese escalón, ni de subir al siguiente.

Momento 4
Momento 4: Cambios de parejas en el Top-8

En verano de 2014 se anuncia la separación de Fernando Belasteguín y Juan Martín Díaz. A partir de ahí se precipita una cascada de separaciones y formación de nuevas parejas. Se rompen las parejas 1 y 2 y a continuación Matías Díaz y Cristian Gutiérrez (pareja número 4) buscan un cambio de aires con nuevas parejas.

Matías Díaz busca a Paquito Navarro, lo que supone para Paquito una oportunidad única para dar el salto a las parejas Top-4. Matías Díaz es un gran defensor y un jugador potente en ataque, con una gran mentalidad, acostumbrado a jugar entre los más grandes y con experiencia ganando títulos con distintas parejas. Así que Paquito acepta el cambio de cara a 2015.

Cristian Gutiérrez busca a Maxi Grabiel. Amigos desde la infancia, son dos jugadores muy técnicos y con mucha experiencia y Maxi acepta el cambio de cara a 2015.

Momento 5: Aparece la “extraña pareja”.

Ante los cambios previstos para 2015, se precipitan los hechos y Allemandi-Lamperti toman la decisión de unirse ya en 2014 para afrontar cuanto antes su aclimatación como pareja. Mientras, Matías Díaz y Cristian Gutiérrez deciden mantener su compromiso hasta final de temporada. Así nace la pareja Grabiel-Navarro.

En su primer torneo, Paquito y Maxi evidencian una buenísima adaptación a la nueva pareja y protagonizan el partido más apasionante del cuadro. Aunque pierden en cuartos ante Lima-Mieres, demuestran que están en disposición de luchar contra las mejores parejas. Llevan el encuentro hasta más allá de las 2 horas y se mueven bien ante el ritmo potente y veloz que impone la pareja número 2 consiguiendo por momentos llevar el juego a un terreno más técnico y con cambios de velocidades más propicio para sus intereses, evidenciando que serán una pareja capaz de mandar ante cualquiera.

No hay comentarios

Dejar una respuesta