Compartir

Hace justo un año nos dejaba el joven jugador argentino Elías Estrella y os recordamos el artículo que escribimos sobre él:

La tarde del lunes 11 de enero, supo el mundo del padel que había fallecido, en accidente de tráfico, Elías Estrella, jugador argentino de apenas 20 años, y desde el equipo de elneverazo sentimos la necesidad de dedicarle unas palabras desde la enorme tristeza que nos ha supuesto la noticia. Cuando comenzamos nuestra andadura como blog de padel, hace apenas 16 meses, Elías era uno de esos jóvenes jugadores argentinos que juegan el circuito profesional argentino y que en España deseábamos ver luchando contra los mejores del mundo.

A principios de 2.015, Elías formó una nueva pareja con Andrés Britos que prometía ser un proyecto ilusionante para ellos y para nosotros, humildes aficionados que queríamos ver a ese jugador a pocos metros de distancia. Cuando llegó a España, hubo de jugar las durísimas pre-previas y previas, como todo jugador sin ranking, hasta llegar, a final de año, a tener ranking para entrar en cuadro final directo.

Elías Estrella y su compañero Andrés Britos

Nosotros le vimos jugar en persona por primera vez en el Challenger de Valencia y, como sabéis los que nos habéis seguido desde la web y las redes sociales, nos declaramos aficionados incondicionales suyos. Era uno de esos jugadores por los que merece la pena hacer kilómetros y pagar para ver un partido de padel y, además, creíamos firmemente que iba a ser uno de los mejores. Para el que no le había visto jugar, sorprendía desde el principio la vistosidad de su juego. Era muy ofensivo en todos sus golpes, con ese tipo de juego de los jugadores jóvenes argentinos que están desembarcando en España, con un remate definitivo desde casi cualquier punto de la pista y una volea muy agresiva.

Elías Estrella preparándose para golpear

La segunda vez que le vimos jugar de cerca, ya en verano, nos sorprendió muchísimo el cambio físico que había sufrido. El joven jugador de 19 años potente, repleto de clase, pero pasado de peso había pasado a ser un jugador con todo el aspecto de deportista profesional en poquísimo tiempo. Todo ese trabajo físico se vio reflejado en una mejora en su movilidad en la pista y en un aumento exponencial de sus posibilidades.

Elías Estrella rematando

La mejoría en su juego y su tremendo potencial le pusieron en el escaparate de los aficionados y, especialmente, de los demás jugadores profesionales. Así, cuando se sucedieron los cambios de parejas para la siguiente temporada, le llegó la oportunidad de jugar la temporada 2.016 junto al mito Gaby Reca, con el que estamos seguros de que habría seguido mejorando y de que habríamos seguido teniendo ganas de verle jugar.

Elías Estrella en posición

Yo no era su amigo, es más, solo había hablado con él 3 ó 4 veces y nunca más de 5 minutos. No soy la persona indicada para hablar del Elías más íntimo, eso lo dejaremos para sus más allegados. Pero el recuerdo del chico afable, educado y entusiasta y de un jugador que me hizo animar como no suelo hacerlo, me hacía sentir en la obligación de dedicarle unas palabras y un muy sentido pésame a su familia, a su novia, a sus amigos y a todos los aficionados al padel.

Desde el equipo de elneverazo deseamos que los aficionados recuerden siempre cómo nos hizo disfrutar de su juego. Gracias, Elías.

No hay comentarios

Dejar una respuesta