Compartir

El joven jugador del Vibor-A Team firmó su primera semifinal en el Challenger de Pilar de la Horadada.

Octavos de final en Santander y semifinales en Pilar de la Horadada. ¿Qué balance puedes hacer de este inicio de temporada?

El trabajo en equipo de estos últimos meses está dando resultado. En Santander, nuestras expectativas fijaban ganar el primer cruce de cuadro y así lo hicimos. En el Challenger, nuestras miras eran de mayor recorrido… En cada partido fuimos a más, nos sentimos más seguros. Dejamos en la cuneta a Los Raúles, a Luciano Capra y Godo Díaz (cabezas de serie número 2) y a Diego Ramos y Adrián Blanco, que venían de hacer cuartos en el Open de Santander. Competimos a un gran nivel.

A tus 23 años has llegado por primera vez a la semifinal de un Challenger. ¿Estaba esto previsto en tu hoja de ruta?

Ha sido un paso importante en mi carrera. Tenía claro, tal como veníamos jugando, que este resultado se podía dar en cualquier momento. Uno consigue lo que imagina… Mi objetivo, desde pequeño, ha sido llegar a ser uno de los mejores jugadores del mundo. Cada vez me siento más seguro de conseguirlo.

En Pilar de la Horadada, tras pasar tres rondas, caísteis en semifinales frente a Pablo Lijo y Jordi Muñoz por 0-6 y 4-6. ¿Qué ocurrió para que el primer set se fuese en blanco?

Ellos jugaron un partido a un alto nivel de principio a fin. Acertaron en la estrategia, jugándonos de una forma que no supimos contrarrestar. No fuimos conscientes de la presión, quizá fue una presión inconsciente por estar por primera vez en una semifinal. No mostramos ni la mitad del nivel de anteriores partidos.

¿Cómo ves la incorporación de ocho pruebas challengers en la presente temporada y cómo puede influir en la evolución de parejas jóvenes como la vuestra?

Va a ser muy beneficioso tanto para los que estamos asomando la cabeza en el cuadro como para los jugadores que vienen de abajo. Llegar a un torneo y tener que enfrentarte a Bela y Lima a las primeras de cambio no es igual que comenzar con la ilusión de verte capaz de pasar rondas. Es motivador.

¿Qué nivel de juego te has encontrado en Pilar de la Horadada?

Tanto en previas como en cuadro, casi todos los partidos fueron a tres sets. El nivel ha sido muy parejo y no han faltado las sorpresas. Creo que el nivel ha estado muy alto.

¿Con qué pelota habéis jugado en el Memorial José Martínez?

Con la del año pasado. Ha sido una pena, ya que al estar casi a nivel del mar, la bola despedía poco. Creo que utilizar la nueva también en los chanllengers (a nivel del mar) sería beneficioso para el espectáculo.

¿Cómo está siendo el viaje junto a Alejandro Galán?

Como si fuésemos en un MINI… Muy confortable. Tenemos muy claro que esto es cosa de dos. No existen los individualismos y los egos quedan a un lado. El compartir tanto tiempo juntos nos ha hecho forjar una gran amistad. La sintonía en el trabajo diario es gratificante.

¿Qué nos puedes aportar sobre el modelo Sword de Ares?

La sensación de potencia es alucinante y el control, muy ajustado y nada pesado. Creo que la mayor virtud del modelo Sword es su equilibrio. El balance es perfecto.

No hay comentarios

Dejar una respuesta