Compartir

Hoy, de la mano de Manu Martín, vamos a ver cómo jugar al pádel sin pelota. Un tema realmente interesante e importante, ya que el pádel es un deporte por parejas y donde sólo hay una pelota y solamente la va a estar golpeando un jugador, mientras que el compañero siempre tiene que estar haciendo algo, aunque no siempre hace lo que corresponde.

Cómo jugar al pádel sin pelota

Hay un aspecto fundamental que debemos tener en cuenta en todo momento, y es que aunque no golpees la pelota, estás jugando.

Eso es algo que normalmente se nos olvida. El jugador que no está golpeando la pelota tiende a relajarse y desprenderse de la jugada.

Y, ¿qué se puede hacer para que esto no pase? Lo primero es cuidar tu posición en la pista, ya que tu posición condiciona a los rivales y, por tanto, condiciona el juego.

La información que le des a tu compañero puede ser vital para sacar ventaja. Así que, la información que puedas darle va a ser muy importante para sacar el mejor rendimiento cuando no tienes pelota.

Seguir la jugada te ayuda a estar preparado para hacer un buen tiro si la pelota viene de tu lado. Es fundamental saber jugar sin pelota para que cuando venga la bola hagamos el mejor tiro posible y en las mejores condiciones.

En caso de no tocar bola porque, por ejemplo, el rival nos está haciendo la nevera, ¿cómo conseguirnos no salirnos del juego?

Lo primero sería no pararse. El estar en movimiento garantiza que los golpes, una vez que los tengas que realizar cuando venga la pelota para tu lado, sean de la mayor calidad posible. En el momento en que te pares tienes que volver a activarte y golpear a la pelota en el tiempo mínimo en el que la bola está viniendo hacia ti.

Para estas situaciones, Manu Martín nos da un consejo, tratar de pensar constantemente dónde te gustaría que tu compañero jugara la pelota, en caso de que te cueste concentrarte. De esta forma, tu cerebro estará preparado para la jugada, y muy posiblemente, si la pelota viene para tu lado, podrás seguir la jugada de la mejor manera posible. En cambio, si afrontas las jugadas de forma más pasiva, probablemente cuando la bola venga, no juegues como corresponde.

Busca la pelota, prepárate y está siempre pendiente, pensando en que la siguiente pelota podría venirte a ti. De esta forma, estaremos activos buscando la pelota mucho más atento, y cuando la bola venga no nos va a sorprender.

Puedes ver este y muchos más vídeos en el canal de YouTube de Manu Martín, Mejora Tu Padel.

*Foto de World Padel Tour

No hay comentarios

Dejar una respuesta