Compartir

Cuando afrontamos un partido de pádel, debemos adaptarnos tanto al juego del rival como a las condiciones de la pista. Pero, si hay algo fundamental en nuestro juego, debe ser buscar una mayor profundidad en el pádel.

¿Por qué jugar con profundidad en el pádel?

Al buscar una mayor profundidad en nuestros golpes cuando estamos en la red, lograremos mantener a nuestros rivales en el fondo de la pista.

Lo que buscaremos será que la bola bote más allá de la línea de saque y llegue a rebotar contra la pared del fondo, y si ya buscamos que tenga doble rebote contra la pared lateral mejor, ya que le será más difícil a nuestros rivales defenderse.

Y es que se trata de eso, de que el rival se tenga que defender y no nos pueda contraatacar. Si nuestro golpe se queda corto y bota antes de la línea de saque, estaremos dándole la oportunidad a nuestros rivales de ejecutar un golpe “cómodo” con el que nos puedan sacar de la red. En cambio, si buscamos que la bola llegue al cristal, le incomodamos con la devolución, dándole menos opciones.

Lo que no hay que confundir es buscar profundidad con velocidad o la fuerza en el golpeo. Unas veces buscaremos imprimirle mucha velocidad si, por ejemplo, el rival está descolocado, para que la pelota tenga mucho rebote contra el cristal y no llegue a esta. Pero, con la profundidad, lo que buscamos es que la pelota llegue a la pared y rebote poco.

¿Por qué buscar poco rebote? Si la pelota rebota mucho, corremos el riesgo de que el rival contraataque, mientras que si tiene poco rebote, lo podremos mantener controlado en el fondo de la pista.

Al final, elegir buscar profundidad o que la bola corra más dependerá de la situación. En unas ocasiones necesitaremos una cosa y en otras lo contrario. Es importante saber elegir qué es lo que necesitamos en cada momento.

Por ejemplo, una situación bastante común es en una pista lenta (ya sea por el tipo de moqueta o por las condiciones climatológicas), un jugador con pegada suele buscar traerse la bola pero, al salir menos, lo único que consigue es traerse al rival a la red y quedarse vendido. En esas situaciones es mucho mejor buscar un golpe profundo y que “muera” en el cristal o pared de fondo. Son pelotas muy complicadas de sacar, porque la bola se frena cuando toca la pared de fondo y, por ejemplo, si hay mucha humedad y las paredes son de cristal, en cuanto impacte con esta, la bola se “cae”.

Como ves, hay diferentes variantes y, como decía, la clave es saber reconocer qué golpe debes ejecutar en cada momento.

¿Cómo jugar con profundidad en el pádel?

A continuación te dejo un vídeo del canal de Manu Martín, Mejora Tu Padel, en el que nos habla de la profundidad en los golpes de pádel y cómo ejecutarlos.

TUTORIAL TÉCNICO: Cómo mejorar LA PROFUNDIDAD en los golpes de RED ( VELOCIDAD VS PROFUNDIDAD)

Esta semana os traigo un ejercicio para mejorar la profundidad en los golpes de red, principalmente en las voleas, ya que en ocasiones se confunde la velocidad con la profundidad. Espero que os ayude a mejorarlo!

En cuanto a la técnica, Manu Martín nos cuenta que deberíamos cambiar la terminación del golpe, alargando más la mano y no golpeando más fuerte.

Buscaremos que la bola flote más, usando un efecto cortado, ya que al impactar contra la pared, la pelota rebota menos. Para ello, la cara de la pala debe ir abierta, buscando que la pelota gire por encima de la superficie de la pala para conseguir el efecto cortado.

Otro punto importante, y al que no le prestamos la atención que merece, son las piernas. En este caso, las piernas deberían estar transfiriendo el peso desde atrás hacia adelante encima de la pelota, pero bien flexionados ya que, si estiramos las piernas, la pelota va a salir hacia arriba.

*Foto de World Padel Tour

No hay comentarios

Dejar una respuesta