Compartir

Uno de los puntos más importantes para afrontar un partido de pádel de nivel es la anticipación. Si eres capaz de anticiparte a los rivales serás capaz de neutralizar su juego y llevar la iniciativa.

La anticipación en el pádel

Para ello hace falta ser capaz de leer el partido y estudiar a los rivales desde el peloteo, ver qué técnica tienen, cómo se posicionan en la pista, quién va a por qué bolas, qué golpes usan más frecuentemente…

Hay jugadores que tienen un patrón de juego muy definido y es “fácil” predecir cuál va a ser su siguiente golpe. Si somos capaces de anticiparnos, podremos tener más tiempo para prepararnos y pensar cuál es la mejor opción para devolver ese golpe.

Todo esto es más difícil con gente que tiene una técnica “rara” o tienen un juego muy loco. Seguro que más de una vez has jugado contra alguien imprevisible, que aunque la lógica dicte que va a hacer un golpe luego hace otro aunque lo haga en una posición incómoda. O que les tiras un globo y cuando crees que los has pasado y subes a la red, de repente no dejan ni botar la bola y la devuelven de espaldas.

Aún con todo eso, siempre se puede aprender a leer al rival, simplemente algunos cuesta más que otros, pero es cuestión de fijarse bien al comienzo del partido en su forma de jugar.

Hay que aprender a fijarse en los detalles y leer el juego. Hay gente que no se enteran de que están jugando contra un jugador zurdo hasta que se lo dice su compañero, o que se fijan más en la pala que llevan que en cómo juegan.

Todos solemos tener “tics”, golpes de los que abusamos más y otros menos. No se trata de centrarnos en estudiar su juego para ver dónde falla y castigar ahí, que es algo que hay que hacer, sino también de analizar sus golpes buenos para adelantarnos a ellos y evitar que nos hagan daño.

Por ejemplo, un rival que va muy bien por arriba y se trae la bola a su campo con facilidad. “No le tiro globos”, pensarás. Inevitablemente alguno le caerá, lo que tienes que saber es si es de pegarle a todas o también recurre al amago. Si sabes que nunca amaga, adelántate cuando veas que el globo se ha quedado corto y le va a pegar y caza la bola en la red antes de que llegue a su campo. Si hace amagos, habla con tu compañero, “Si el globo se queda corto, tú subes a la red y yo me quedo detrás”.

Puede que el rival tenga más técnica que tú, pero si aprendes a anticiparte a ellos podrás toma la iniciativa en el juego y tener una gran ventaja.

Foto de World Padel Tour - La anticipación en el pádel

La anticipación: Descifra el juego

Sobre la anticipación en el pádel nos habla Ramiro Choya, en un nuevo vídeo de Ventaja Choya, con la ayuda de Helena Wyckaert.

Indiferentemente de nuestro nivel, Ramiro Choya nos da unas pistas tácticas y técnicas para ayudarnos a predecir el golpe y la situación de nuestros rivales.

Pistas tácticas

La clave está en eliminar opciones. Por eso, la bola que nosotros jugamos nos da muchísima información de dónde vamos a recibir el siguiente tiro. Vamos a ver tres opciones:

  • Si ataco por el centro de la pista, estaré muy atento a los tiros que vengan por mi cuerpo y por el centro de la pista.
  • Si mi volea hace a mis rivales golpear con el peso hacia atrás, puedo avanzar y acelerar mi siguiente tiro.
  • Cuando estoy defendiendo, si consigo golpear y dejar la bola por debajo del nivel de la red a mis rivales, debo caminar y tomar una actitud ofensiva, no esperar a ver qué bola me viene.

Pistas técnicas

Lo primero es fijarse en el punto de contacto de los rivales, casi todos los jugadores siguen el mismo patrón. Golpean delante, cruzan el tiro. Golpean retrasado, juegan paralelo.

Los jugadores que utilizan la bandeja suelen encontrar su zona de bote muy cerca de la línea de saque.

Un jugador que juega con una empuñadura de derecha, para golpear de revés, se encontrará muchísimo más cómodo produciendo globos.

*Fotos de World Padel Tour

No hay comentarios

Dejar una respuesta