La comunicación en el padel: tú y tu compañero

La comunicación en el padel: tú y tu compañero

Compartir

En el padel no basta con ser bueno para ganar. Esto es un deporte por parejas y por muy buenos que seáis ambos, si no estáis compenetrados cualquiera os puede pintar la cara. Por eso es fundamental la comunicación en el padel con tu compañero.

Cuando hablamos de comunicación no hablamos únicamente de cantarle al compañero cómo están posicionados los rivales o recordarle el marcador, no, va mucho más allá.

Ya antes del partido hay que tener hablado cómo vais a jugar. Si ya os conocéis es más sencillo y más o menos ya lo tendréis hablado, pero si no es fundamental aclarar ciertos conceptos antes de entrar a la pista. No sólo quién juega en el revés y quién en el drive, también tiene que quedar claro dependiendo de la situación quién va a por las bolas que vayan al centro, si vais a hacer australiana o no… hablar un poco para coger confianza.

En los primeros juegos tantead al rival para ver cómo juegan, cuáles son sus puntos fuertes y débiles y entre punto y punto tomaos vuestro tiempo para comentarlo y adaptar vuestro juego en función a ello.

Bela y Lima

En la pista la actitud con tu compañero siempre tiene que ser positiva. Si falla una bola, da igual, anímale, tú también vas a fallar, esto es padel. Si ves que está haciendo algo mal, como que llega tarde a cubrir la pista, trata de explicárselo sin recriminarle nada y no digas “te estás posicionando mal”. Habla en plural “nos estamos posicionando mal, vamos a buscar una solución” por que para lo bueno y lo malo sois dos y mientras dure el partido no eres tu ni soy yo, somos nosotros.

Lo que tampoco hagáis es lo de darle clases a vuestro compañero por fallar una bola,a nadie le gustan los listillos que van de maestros. Puede que la intención sea la mejor del mundo, pero creedme, el efecto que produce es el opuesto.

Intentad hablar para corregir la posición, avisad a vuestro compañero dónde está el rival y si puede ser con tiempo, mejor. Si hay algo que odio es que me lo digan cuando voy a golpear la bola, o me lo dices antes o no me lo digas, por que me desconcentra y termino fallando.

Entre punto y punto hayáis fallado o ganado el punto animaos entre vosotros, chocad las manos. Los “vamos”, “este”, “seguimos” son tópicos pero sirven para estar enchufados en el partido.

Pero quizás, más que el lenguaje verbal, lo más importante es el lenguaje corporal. Ya puedes estar dándole ánimos a tu compañero que si le estás mirando con cara de asco poco efecto va a hacer. No hay nada que desquicie más que las “miraditas” y los gestos. Además, de estas cosas el rival se da cuenta y es cuando va “a hacer sangre”.

comunicación en pista

Si tu compañero está teniendo un mal día es fundamental que no te hundas ni que te enfades y como digo, aunque le estés diciendo que no pasa nada, no empieces a poner mala cara por que se nota y lo único que vas a hacer es hundir a tu compañero y sacaros a los dos del partido. Tanto lo que le digas como lo que expreses tiene que ser positivo y apoyarlo para intentar que entre en el partido, ¿o es que a ti no te gustaría si tienes un mal día que te apoyen?

Al final en este deporte tienes una persona al lado en la que te tienes que apoyar y la comunicación entre ambos puede ser la diferencia entre ganar o perder un partido. Si esto no te gusta, lo mismo te has equivocado de deporte y deberías jugar a alguno individual.

No hay comentarios

Dejar una respuesta