Compartir

¿Se puede decir en una frase por qué nos gusta el pádel? Cada vez que me preguntan el porqué, no sé dar una explicación clara. El pádel me gusta y punto.

Hasta hace quince años no tenía ni idea de lo que era el pádel. Creo que como a la mayoría de personas que han terminado enganchadas a este deporte, fue gracias a un amigo que un buen día me propuso echar un partido y hasta hoy. Como cualquiera que haya jugado el tenis, en general se disfruta bastante por que empiezas ya con una base, excepto por el tema de las paredes que hasta que te acostumbras es lioso no lo siguiente.

Es un deporte que una vez que juegas quieres repetir pero, ¿por qué? Es difícil expresarlo con palabras. Para saber por qué gusta el pádel es necesario probarlo. Te salga un partido bueno o uno horrible, da igual, nada más terminar ya estás pensando cuando vas a volver a jugar.

Podría decir que es un gustazo cuando sacas una bola fuera de la pista pero no es lo que más disfruto en una pista de pádel. Una volea de revés cruzada a la reja, una bajada de pared, esa dejada a la que es imposible llegar… O esos puntos interminables que aunque los pierdas los has disfrutado.

Hoy te da igual lo que pase, sabes que esta noche toca pádel y nadie te lo va a estropear, ¡como si es lunes! Los días con pádel son distintos, ¿por qué? porque hay pádel y punto.

Imagen ¿Por qué nos gusta el pádel?

Sin duda el peor momento en la pista de pádel es cuando ves que los que tienen reservada la pista después de ti se acerquen a la puerta. Y tú pensando “¡no puede ser!” pero sí, ya ha pasado hora y media. Pufff, y ahora a esperar hasta el próximo día.

Pero ahí no termina, porque el post partido también cuenta. El pádel es mucho más, ¿o acaso vosotros no os quedáis luego tomando algo con vuestros amigos mientras veis algún otro partido? Da igual del nivel que sea, se trata de disfrutar de la atmósfera del pádel.

Y así una y otra vez, día tras día. Por que hay días en lo que sales tan asqueado en los que dices “paso de jugar durante una temporada” pero no puedes, y en menos de una semana ya estás reservando pista para jugar. Por que a ti lo que te gusta es el pádel da igual que hayas tenido un mal día.. ¡o diez! El pádel es una enfermedad de la que siempre recaes.

Quizás sea porque lo puede jugar cualquiera, mejor o peor, o por el ambiente que lo rodea… simplemente nos gusta el pádel.

Y a vosotros, ¿por qué os gusta el pádel?

No hay comentarios

Dejar una respuesta