Compartir

¿Nunca te ha pasado que te digan que está feo algo de lo que haces en una pista de pádel? ¿O que deberías hacer algo en concreto?

En mi caso, cuando me dicen que haga o no haga una cosa, suelo hacer lo contrario, y así me va, pero ese es otro tema.

Bueno, al lío, que hoy vamos a ver algunas cosas básicas que habría (o no) que hacer en una pista de pádel.

Qué hacer (y que no) en una pista de pádel

Antes de un partido, no te olvides de calentar. No hagas la típica de llegar con el tiempo justo, entrar a la pista y ponerte a pelotear sin más, que luego pasa lo que pasa.

Esta la hace muy poca gente, como si no fuera importante, estirar después de un partido. Sí, ya sabemos que da mucha pereza y que lo que te apetece nada más terminar el partido es irte a la ducha, pero es fundamental no olvidarse nunca de los estiramientos.

Llegues pronto o tarde, saluda siempre a las personas con las que vas a jugar. La de veces que habré jugado con gente que entra en la pista sin saludar… que está feo, ¿no?

Habla siempre con tu compañero antes de empezar un partido, y si no lo conoces, aún más. Tened claro cómo vais a jugar para luego, durante el partido, sólo tener que hacer correcciones.

Antes de entrar al partido apaga, o silencia el móvil. Cómo da por saco estar jugando y que empiece a sonar un móvil. Lo gracioso es cuando le dices al dueño si lo va a coger va y te dice “Qué va, no será importante”, ¡pues siléncialo!

Sé que esto la mayoría no lo hará, pero hay un 0,0001% de jugadores que sí. Por lo que más quieras, no escupas en una pista de pádel, es asqueroso.

No llegues tarde. Una de las cosas que más jode es tener sólo 90 minutos la pista y que uno de los cuatro llegue tarde. Que puede pasar alguna vez, pero no lo conviertas en algo habitual. Y por lo menos disimula, no entres al club con toda la pachorra del mundo y tengamos que esperar el resto a que te cambies.

Pide disculpas cuando le des a la cinta, aunque por dentro te estés alegrando. Esto es algo habitual, pedir perdón te sale por instinto, pero siempre hay excepciones. Hace un tiempo me encontré con una persona que no es que no pidiera perdón, es que las celebraba.

No celebres el punto faltando el respeto al rival. Todos nos alegramos cuando hacemos un punto, y está bien celebrarlo, pero celébralo con tu compañero, y no restregándoselo por la cara al rival.

Foto de World Padel Tour

*Foto de World Padel Tour

No te enfades con tu compañero. Da igual lo malo o lo poco “majo” que sea, aguanta durante el partido y ya luego lo mandas a donde quieras.

No caigas en las provocaciones del rival, tú a lo tuyo. Céntrate en jugar, y en ganarle, por supuesto.

No robes bolas al rival. Si tienes dudas sobre una bola en concreto, repetid el punto y ya está.

No le hagas la nevera a tu propio compañero. Una cosa es invadir en determinadas situaciones el campo de tu compañero y otra que se tenga que salir de la pista para que tú te quedes con toda la pista.

No te hinches el nivel, no te hinches el nivel, no te hinches el nivel, no te hinches el nivel, no te hinches el nivel, no te hinches el nivel, ¿he dicho ya que no te hinches el nivel? Pues eso, que sólo te engañas a ti mismo.

No te pases todo el partido gritando. ¿No te ha pasado nunca que en la pista de al lado hay alguien que no para de gritar? Es extremadamente molesto.

Aprende todo lo que puedas. Un partido de pádel es como un cocido, se puede aprovechar todo. De cualquier situación puedes aprender, de jugar contra alguien mejor, contra alguien peor, de la nevera, de los globeros, de los pasabolas… Hasta puedes aprenderte el nombre del rival para no volver a jugar con/contra él.

No hagas la nevera en un partido amistoso. Es triste pero cada vez se ven más neveras en partidos amistosos. ¿Qué ganas con eso? ¿No es más divertido jugar dos contra dos? En ligas o torneos haz lo que te de la gana pero, ¿en un amistoso? ¿Qué clase de broma es esta?

¡Lleva siempre un bote de bolas en el paletero! No seas el pardillo que siempre lleva bolas pero tampoco tengas la jeta de no comprar un bote de bolas en tu vida.

Juega en equipo siempre. El pádel es un deporte que se juega en pareja, no hagas la guerra por tu cuenta.

Antes de entrar en la pista, deja fuera tus problemas del día a día. No la pagues con tu compañero y rivales el hecho de que hayas tenido un mal día.

Si tienes la pista reservada durante 90 minutos, ¡no te vayas antes! Pasa poco, pero pasa, que el rival cuando aún quedan 15 minutos te diga “me tengo que ir” sí, a tomar por c*** te podrías ir.

Igual que debes saludar a los rivales antes del partido, después también, por pocas ganas que tengas. Educación y buen rollo ante todo, por favor.

No seas rancio y respeta el post partido, ¡eso es sagrado!

Pero si hay algo fundamental que debes hacer cuando juegas a pádel es DIVERTIRTE. Si no disfrutas de lo que estás haciendo, lo demás no sirve de nada.

Y si no te diviertes, tranquilo, vente a jugar con nosotros que, jugar a pádel no mucho, pero una de risas caerán seguro.

4 Comentarios

Dejar una respuesta