Compartir

Terminó el México Open. El primer torneo del circuito World Padel Tour disputado en tierras mexicanas ya es historia y los primeros campeones son Sanyo Gutiérrez y Maxi Sánchez.

Tras perder esta misma semana el nº1, después de una temporada marcada por la irregularidad, Sanyo Gutiérrez y Maxi Sánchez han vuelto a la senda de la victoria en el último torneo antes del Master Final de Barcelona.

No les fueron nada bien las cosas en Sao Paulo, donde caían en primera ronda, y en México ha sucedido todo lo contrario, dejando por el camino a Franco Stupaczuk y Matías Díaz, Ale Galán y Pablo Lima y, en la gran final, a Paquito Navarro y Juan Lebrón.

Y es que, pese a lo irregular que ha sido su año, siguen siendo una pareja con capacidad para doblegar a cualquier rival. El problema es que no sabes qué Sanyo y Maxi vas a ver, si a los que alcanzaron el nº1 siendo una pareja sólida y sin fisuras, o esa pareja que tiene desconexiones que les cuestan partidos. En México ha tocado cara y hemos podido disfrutar de una de las mejores parejas del mundo.

En la final se enfrentaban a Paquito Navarro y Juan Lebrón, que llegaban pletóricos a esta ronda tras lograr, gracias a los resultados de semifinales, asegurarse acabar el año como nº1.

Al partido entraban mucho mejor Sanyo y Maxi, que ya lograban un break en el juego inaugural. Una desventaja que trataron de recuperar cuanto antes Paquito y Lebrón, no en vano disponían de hasta tres bolas de break en el segundo juego, pero no lograrían aprovechar ninguna.

Poco a poco, ambas parejas iban consolidando sus servicios tras el inicio de set tan movido. Pero eran Sanyo y Maxi los que mantenían la ventaja en el marcador, acercándose peligrosamente a la victoria parcial en el primer set.

No se encontraban cómodos en pista Lebrón y, en especial, Paquito. Pero, cómo son las cosas. Cuando peor pintaba el set para la pareja española, comenzaron a jugar de forma más agresiva, salvando tres bolas de set y, posteriormente, logrando un break que volvería a dejar todo en tablas.

Finalmente, el primer set se iba a decidir en la muerte súbita. Paquito y Lebrón pasaban por su mejor momento en lo que iba de partido, pero iban a ser Sanyo y Maxi los que se adelantaban en el tie break llegando a gozar dos bolas de set que, como ya les pasara antes, no iban a aprovechar. De nuevo, la falta de acierto de la pareja argentina les iba a pasar factura porque, a la primera que tuvieron Paquito y Lebrón, iban a cerrar el set a su favor.

No se iban a descomponer Sanyo y Maxi después de dejar escapar un set que tenían en su mano y, en el segundo, la lucha iba a ser aún más dura, con ambas parejas manteniendo sus saque a buen recaudo.

De nuevo llegaríamos al tie break, donde Paquito y Lebrón tomaban la delantera. Pero, entre el empuje de Sanyo y Maxi, y los fallos propios, iban a propiciar la remontada de los argentinos, que lograban siete puntos seguidos para mandar el partido al tercer set.

Este tie break iba a dejar a Paquito y Lebrón noqueados, que veían como ya en el primer juego Sanyo y Maxi les rompían el servicio.

Sanyo y Maxi iban lanzados hacia la victoria, mientras que Paquito y Lebrón parecía que aún no habían vuelto a pista después del final del segundo set.

No sería hasta el quinto juego cuando la pareja española estrenaba su casillero. Aún estaban a tiempo de darle la vuelta al marcador, pero no era el día. Paquito y Lebrón no paraban de encadenar fallos que Sanyo y Maxi aprovechaban para tomar una ventaja que, salvo milagro, era imposible que se les escapara.

Esta vez no iban a perdonar. Si en el primero perdonaban hasta seis bolas para cerrar el set, aquí lo iban a cerrar a la primera.

Sanyo Gutiérrez y Maxi Sánchez pasaban a la historia como la primera pareja en vencer en el México Open tras imponerse a Paquito Navarro y Juan Lebrón por un marcador de 6/7-7/6-6/2, sumando así su quinto título de la temporada.

*Foto de World Padel Tour

No hay comentarios

Dejar una respuesta