Compartir

Día histórico el que se vivió este sábado en el Estrella Damm Master Final. Las semifinales del torneo de Maestros llenaron las gradas del Palau Sant Jordi, alcanzando un total de 9.558 espectadores, un nuevo récord de asistencia a un partido de pádel, superando en más de 2.000 personas la anterior cifra, alcanzada en el Madrid Arena hace un año.

Los nº1 no pueden con Bela y Tapia

En cuanto a los partidos en sí, la jornada arrancaba con el duelo que enfrentaba a Paquito Navarro y Juan Lebrón con Fernando Belasteguín y Agustín Tapia.

Inicio demoledor de Tapia y Bela, que borraban de la pista a unos nº1 que no estrenarían su casillero hasta el quinto juego. Pese a una pequeña reacción de Paquito y Lebrón, ya era demasiado tarde como para salvar l primer set, que caía del lado de la pareja argentina por 6/3.

Los mejores momentos de los nº1 se vivirían en los primeros juegos del segundo set, pero seguían a remolque en el juego. Tras un intercambio de breaks, serían de nuevo Bela y un estelar Tapia los que se ponían con ventaja para cerrar el partido con su saque, que no iban a desperdiciar para vencer por 6/3-7/5. Una nueva final de Master para Fernando Belasteguín y la primera de Tapia en la que es su primera participación.

Las Martas quieren ser maestras

En el segundo duelo de la jornada, Marta Marrero y Marta Ortega iban a firmar su pase a la final al superar en dos sets, 6/3-6/1, a Carolina Navarro y Ceci Reiter.

Llegaban Carol y Ceci tras firmar su mejor actuación esta temporada ante Lucía Sainz y Gemma Triay, pero no iban a poder repetir machada ante las nº1.

Tras un inicio marcado por los errores, las nº1 serían las que tomarían el mando en el partido, cerrando el primer set por 6/3. De menos a más fueron las Martas, poniendo la directa en el segundo set para meterse en la gran final, 6/3-6/1.

Lima y Galán imponen su ley

Mucho más abiertos estuvieron los partidos de la jornada de tarde, comenzando con el duelo que enfrentaba a las parejas nº2 y nº3 del ranking masculino.

Un partido que arrancaría igualado, sin que ninguna pareja lograra ningún break hasta el tramo final, cuando Pablo Lima y Ale Galán cerraban el primer set al resto, 6/4.

Comenzaban a decantar el partido de su lado la dupla hispano brasileña, que volvían a adelantarse en el marcador en el segundo set. Pero Sanyo Gutiérrez y Maxi Sánchez aún no habían dicho su última palabra, encadenando dos breaks a favor para mandar el partido al tercer set, 6/4.

El tercer set viviría un nuevo giro. Lima y Galán iban a aprovechar los errores de Maxi y Sanyo para escaparse en el marcador, cerrando el partido por 6/4-4/6-6/1. Nueva final para Lima, que se encontrará ahí con el que ha sido su compañero hasta mitad de temporada, y primera final para Galán.

Ale y Ari sobreviven al borde del abismo

Cerró la jornada el duelo con más tensión de lo que llevamos de torneo. Alejandra Salazar y Ariana Sánchez iban a salvar los muebles en el último momento para acceder a la final.

Comenzaba el partido con Ale y Ari mandando. Un dominio que tenía su recompensa en el tercer juego en forma de break. Una ventaja que no iban a ser capaces de consolidar. A partir de ese momento el primer set cambiaría de dueñas, pasando a controlar el juego Delfina Brea y Bea González que, de nuevo, lograban un break para hacerse con la primera manga por 6/3.

Lejos de venirse abajo, Ari y Ale salían espoleadas a pista en el segundo set, con un inicio arrollador en el que lograrían una ventaja que, esta vez sí, iban a saber dosificar hasta forzar el tercer set, 6/3.

Todo por decidir en un tercer set marcado por la tensión. Ninguna de las parejas quería fallar con su saque, llegando al duodécimo juego sin ningún break. En ese momento, Delfina y Brea gozaban de hasta tres bolas de partido pero Ale y Ari se salvarían in extremis para forzar el tie break e imponer su experiencia para firmar su pase a la final por 3/6-6/3-6/1.

No hay comentarios

Dejar una respuesta