Compartir

Víctor Ruiz está siendo uno de los hombres propios en este inicio de temporada. El jugador de Orygen Padel se proclamó campeón de España en Gran Canaria hace unas semanas, un título a los que hay que añadir los excelentes resultados que está cosechando en el circuito World Padel Tour junto a su compañero José Rico.

“La verdad es que el inicio de temporada está siendo muy bueno. Terminé el 2017 con José y nos volvimos a dar la oportunidad para este año, sabiendo que nos podía ir muy bien. Por suerte está siendo así. Nos hemos acoplado rápidamente, estamos muy unidos en la pista y las cosas están saliendo mucho mejor de lo que pensamos”, apunta Ruiz.

El mayor éxito hasta el momento llegó hace unos días en Gran Canaria, donde se proclamó campeón de España absoluto tras completar un torneo inmejorable empuñando su pala Orygen Enigma. Para el cartagenero, ser campeón nacional “supone una de las mayores alegrías que puede tener un jugador español”. “Fuera del circuito profesional, es el torneo más valorado por los jugadores, así que estamos muy contentos”.

Ruiz, que acudió al campeonato donde se reúnen los mejores jugadores nacionales como pareja número 1 junto a Rico, asegura que “ni mucho menos” se veían ”como favoritos” antes de arrancar el torneo. “Creo que, aunque fuéramos como números 1, no éramos la pareja a batir. Había una terna de 6-7 parejas muy fuertes y cualquiera de ellos podía haber ganado. No había favoritos debido a la igualdad entre parejas. Pero por suerte pudimos ganar nosotros”, asegura un Víctor Ruiz que viene de vivir dos semanas con una alta carga de partidos y de kilómetros a sus espaldas.

Nada más ganar la medalla de oro en el Campeonato de España, puso rumbo a Zaragoza, donde le esperaba el Open World Padel Tour de la capital mañana. Allí superó otros dos duros partidos para alcanzar los octavos de final, donde solo la pareja revelación del campeonato, la formada por los brasileños Lucas Bergamini y Lucas Campagnolo, pudo apearles del cuadro.

“En Zaragoza volvimos a estar muy bien. Primero superamos un duro partido en previa y en 1/16 de final derrotamos a la pareja 7, Godo Díaz-Álvaro Cepero. Luego caímos en octavos contra Bergamini-Campagnolo en un partido de más de tres horas que tuvimos la oportunidad de cerrar, pero no aprovechamos las oportunidades que dispusimos para ello”, añade.

Ruiz reconoce que este inicio de campaña supera sus mejores previsiones, ya que “no esperaba que las cosas salieran tan bien desde el principio”. “Uno siempre trabaja para conseguir estos resultados, pero, hasta que no llegan, no te los crees. Ahora el objetivo es seguir trabajando duro cada día, mejorar dentro de la pista porque seguro que lo demás vendrá solo”.

Para finalizar, el jugador de Orygen Padel destaca el “feeling” que está teniendo junto a su nueva ‘arma’ en pista, la Orygen Enigma. “Es una pala con la que estoy muy contento. Desde el primer día tuve un buen feeling con ella y a todo el mundo que se la recomiendo le encanta. Está muy equilibrada tanto en potencia como en control y, para mi juego, es una pala que va fenomenal”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta