Compartir

Miguel Lamperti, el jugador más mediático del circuito, y Juani Mieres, 6 años pareja 2. Además empiezan el año como pareja 4, lo que les da una buena posición al comienzo del año. En esta ocasión vamos a analizar una de las parejas que más apetecerá ver -al menos en los primeros torneos- en 2.016.

¿QUIÉN SON?

Dos jugadores argentinos, de Bahía Blanca, que llevan muchos años en la élite… ¡Y dos jugadores de revés! Ya jugaron juntos cuando eran apenas dos adolescentes y se vuelven a juntar, después de hace casi 20 años. Desde entonces, Lamperti se ha convertido en uno de los jugadores con más -y mejor- imagen y Mieres llegó a ser pareja 2 y ser casi un fijo de las finales. Juani volverá a jugar en el lado del drive, lo que dará un plus de interés a esta pareja, pues en los últimos años había jugado a la izquierda de Lima, Juan Martín Díaz y Sanyo, por este orden.

ImagenMiguelLampertiyJuaniMieres

¿DE DÓNDE VIENEN?

Juani pasó, en 2.015, de ser pareja número 2 junto a Lima, a juntarse con Juan Martín y sufrir un inicio de temporada totalmente decepcionante. La lentitud de las pistas y lo difícil de acoplar el juego ofensivo de los dos, supuso un muro insalvable para ellos y tuvieron que romper la pareja. En ese punto, se juntó con Sanyo Gutiérrez y se notó una enorme mejoría en su juego, llegando incluso a ganar un torneo y jugar varias finales. Lamperti, por su parte, empezó el año haciendo un gran padel junto a Allemandi. Se les notó una muy buena sintonía en la pista y podrían haber conseguido mejores resultados con solo un poquito más de suerte. Posiblemente, el no conseguir los resultados que su juego merecía les hizo perder la confianza a lo largo del año.

¿QUÉ JUEGO ESPERAMOS DE ELLOS?

Lamperti ha jugado estos últimos años con varios de los mejores “drives” (Cristian Gutiérrez, Mati Díaz, Maxi Grabiel, Adrián Allemandi…) y, todos ellos, tienen el denominador de ser jugadores que juegan mejor de fondo que en la red. Mieres, en cambio, es un jugador que destaca por ser uno de los mejores voleadores del circuito, con lo que vemos que las mejores virtudes de los dos están cerca de la red -el remate de Lamperti y la volea de Mieres-, y ahí es donde intentarán estar en cuanto vean la posibilidad de atacar.

¿QUÉ RESULTADOS ESPERAMOS DE ELLOS?

El cambio de lado de Mieres y que Lamperti juegue con un jugador tan distinto a sus anteriores compañeros son dos datos que ponen a la pareja entre signos de interrogación. Sería una temeridad extrema aventurar si va a ser una pareja “top” o si va a ser un fracaso.

Imagen Miguel Lampert y Juani Mieres I

¿QUÉ TIENEN A SU FAVOR?

La volea de Mieres de las mejores de los “top”, mientras que la de Lamperti, no. El remate de Lamperti es de los mejores de los “top”, y el de Mieres, no. Parece que en el ataque puedan ser muy compatibles. Por otro lado, tienen la ventaja inicial del ranking (pareja 4) que les allana el terreno hasta semifinales.

¿QUÉ TIENEN EN CONTRA?

Los cambios a los que se someten son muy grandes y tendrán que trabajar muy duro para asimilarlos. A nivel anímico, habría que ver cómo les afectaría no tener resultados desde el principio y, a nivel de juego, es una incógnita ver cómo resistirán desde posiciones de defensa. Además, ninguno de los dos son grandes sacadores (ninguno era el primero en sacar con sus parejas anteriores) y eso les hará tener que trabajar para tener la iniciativa incluso en sus saques.

 CONCLUSIÓN

La pareja es atractiva. Ver jugar a Mieres en la derecha es algo que apetece muchísimo y Lamperti siempre es sinónimo de espectáculo. Por contra, las incógnitas son tantas que se hace muy difícil despejarlas antes de verles competir.

1 Comentario

Dejar una respuesta