Compartir

Uno de los aspectos que a los jugadores amateurs nos suele costar más en perfeccionar es el juego aéreo. Para ello, Rodrigo Ovide nos propone un ejercicio.

¿En qué consiste este ejercicio? Consiste en tirarnos nosotros mismos la pelota desde la línea de saque como si fuera un saque de tenis, una víbora o una bandeja, por ejemplo.

El objetivo del ejercicio es que con un solo saque hagamos un smash que entre en el cuadrado de saque. La idea es salir corriendo hacia delante y obligar a que el restador juegue por abajo, provocando un choque de contragolpe o el jugador que haya sacado voleará, una situación que se da siempre.

Lo que buscamos es tirarnos nosotros la pelota para entrenar y encontrar el punto de impacto, además de practicar el correr hacia delante y la volea. Por su parte, el restador entrenará la defensa de ese golpe y, en el caso de que esté cómodo, ese contragolpe.

Al tener un solo saque, el smash es más débil y provocará que haya más duelos, dando la opción al restador de contragolpear.

Otra variante de este ejercicio es añadiendo un segundo saque, con lo que el primer saque ya sería más parecido a un remate o una víbora muy fuerte, con lo que la defensa rival tiene que ser mejor para no acabar regalando la pelota.

Practicando como una situación real del juego se hará un segundo saque normal, el resto obligatoriamente de globo y que los que sacaron hagan el siguiente tiro como se había practicado anteriormente lanzándose la pelota con la mano. La idea es si se consiguió lanzarse la pelota con un buen timing para el remate, trasladarlo a una situación real de partido.


Puedes ver más consejos de Rodrigo Ovide en su canal de YouTube.

No hay comentarios

Dejar una respuesta