Razones por las que puede que no ganes un partido de pádel

Razones por las que puede que no ganes un partido de pádel

Compartir
8 razones por las que puede que no ganes un partido de pádel

En esta ocasión Hugo Cases nos cuenta algunas de las razones por las que puede que no cueste ganar partidos en pádel.

El nivel

La primera razón puede ser simplemente por el nivel que tengáis. Puede que tu juego esté por debajo de tus expectativas, bien porque acabes de empezar a jugar y aún estés mejorando, o porque no eres consciente de tu nivel y te enfrentas a rivales que son mejores en general.

Debemos ser conscientes de nuestro nivel y en qué momento de juego nos encontramos para tener claro qué podemos exigirnos en cada partido.

Factor psicológico

A nivel psicológico hay gente que no lleva bien la presión de la competición. En los entrenamientos rinde más que en los partidos debido a la presión, que hace que juegue por debajo de su rendimiento normal.

Para superar esa presión debemos ir poco a poco, fijándonos objetivos alcanzables en los que centrarnos.

Nivel de los rivales

Hay partidos en los que el rival es mejor que nosotros, ya sea a nivel técnico o táctico. Hay que tener en cuenta el rival que tenemos delante, teniendo en cuenta que cuanto mejor sea menos margen de error tendremos.

Mal estado físico

En determinados partidos una buena táctica puede ayudarnos si físicamente no estamos bien. Hay que saber dosificarse y saber jugar con esa condición.

No entra una bola

Otra de las razones por las que podemos perder es por tener un mal día. Hay partidos en los que, por lo que sea, lo fallamos todo, y hagamos lo que hagamos la cosa no mejora.

Al rival le entra todo

El rival también juega e, igual que hay días en los que no entra ni una bola, hay otros en los que nos meten puntos de todos los colores.

Somos muy malos

Como dice Hugo, hay jugadores que llegan a su tope y a partir de ahí no evolucionan. Tenemos un nivel y no podemos exigirnos mucho más.

El compañero

Cuando fallamos muchas veces ponemos la excusa del compañero, pero en ocasiones es cierto que el compañero en vez de sumar, resta. El no compenetrarse con el compañero puede hacer que no ganemos partidos.

Puedes ver más consejos de Hugo Cases en su canal de YouTube.

No hay comentarios

Dejar una respuesta