Compartir

En esta ocasión, de la mano de Manu Martín vamos a ver una serie de consejos que nos van a ayudar para poder darle la vuelta a un partido de pádel.

Aprende a ralentizar los tiempos

Entre punto y punto tenemos veinte segundos de tiempo según el reglamento. Si vas perdiendo o no van bien las cosas en el partido tómate tu tiempo, sin salirnos de lo que indica el reglamento, entre puntos para cambiar la dinámica y enfriar al rival. En esos momentos en los que el rival lleva una dinámica positiva tenemos que intentar cambiarla, y para ello exprimiremos ese tiempo entre puntos para pasar algo de ansiedad al rival y parar su ritmo, mientras que nosotros ordenamos las ideas para poder afrontar los siguientes puntos.

Acelerar los tiempos

Por contra, si somos nosotros los que llevamos una buena dinámica, debemos intentar parar el partido lo mínimo, acortando los tiempos de descanso al mínimo, para mantener nuestro ritmo y ese buen momento y, a la vez, no dar tiempo al rival para que pueda reaccionar.

Comunica la táctica

La comunicación en el pádel es fundamental para mejorar el rendimiento en la pareja. Uno de los apartados que debemos tener en cuenta en cuanto a la comunicación es el de indicar a nuestro compañero dónde vamos a sacar, así podremos cubrir mejor la pista en pareja y planificar la jugada.

Comunica la posición

Es importante comunicarse con nuestro compañero todo el tiempo. En ocasiones nuestro compañero no podrá ver la posición de los rivales, en ese momento debemos indicarle dónde están los rivales y dónde jugar la bola lo antes posible. Con una comunicación fluida podremos afrontar como un equipo partidos ante rivales mejores que nosotros y salir victoriosos.

Presiona a tu rival

Cuando el rival está jugando mejor que tú y no hay forma de superarlos, una alternativa es focalizar todo el juego a uno de los rivales durante algunos puntos para después cambiar a su compañero. De esta forma, en ocasiones los puedes sacar del partido, a uno porque entra poco en juego y se puede desconectar del partido y al otro por el volumen de juego que recibe. Esto, de hacerlo, solo se debería hacer en torneos, nunca en amistosos.

Cambia la velocidad de la bola

En ocasiones el rival te gana jugando muy cómodo, es por ello que debemos probar a cambiar la velocidad de la bola. Puede que esté cómodo cuando le juguemos a una velocidad de bola alta, por lo que sería interesante bajar la velocidad, por ejemplo, para poder ponerle en problemas.

Cambia de lado

Si las cosas no están saliendo bien, una opción es cambiar de lado de resto con tu compañero a final del set.

Este vídeo y otros más los puedes ver en el canal de YouTube de Manu Martín, Mejora Tu Padel.

No hay comentarios

Dejar una respuesta