Compartir

Antes de comenzar la pretemporada, Fernando Belasteguín hablaba con Isaías Blaiotta para el diario Olé de la que supondrá su último año en activo.

Este 2024 será el último año del jugador más laureado en la historia del pádel. A final de temporada, Fernando Belasteguín pondrá punto final a treinta años de etapa como profesional, en la que ha sido número uno del mundo durante más de dieciséis años.

El Boss encara esta última temporada con nuevo compañero, el también argentino Lucho Capra.

Bela se muestra firme sobre la decisión de retirarse a final de temporada: “Más allá de que suelo ser muy emocional, el retiro es algo que vengo hablando con mi señora y mi familia desde hacía tiempo. El poder ser yo quien dejo el pádel es un premio a haber hecho las cosas bien durante tanto tiempo. No la quiero estirar más: será la última y no habrá nada más allá“. Uno de los principales motivos por el que Bela toma esta decisión es que “quiero estar en mi casa porque mis hijos entran en una etapa clave”.

“En estos años aprendí que lo que te sostiene es la motivación. Lo que te hace repetir es tener ilusión por hacer lo que te toca”. Para Bela, su mayor fuente de motivación es su familia, “yo jugué y juego por mi familia. Por supuesto que a todos nos gusta rentabilizar nuestro trabajo, pero al pádel no lo elegí por dinero”, decía el Bela respecto a aguantar tanto tiempo en lo más alto.

Pese a todos los sacrificios que ha hecho Fernando Belasteguín durante estos treinta años, “cuando estás en competencia vas en modo automático y te aseguro que todo esfuerzo vale la pena porque el pádel es mi vida y, en parte, soy quien soy gracias a este deporte“.

Como ya ha comentado en alguna ocasión, tras retirarse el sueño de Bela es el de montar una academia en Barcelona con un grupo de chicos becados a los que ayudar, “es un sueño que tengo entre ceja y ceja”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta