Consejos para jugar a padel (parte II)

Consejos para jugar a padel (parte II)

Compartir
portadaconsejospadelparteII

Hace un mes publicábamos un artículo sobre algunos consejos para jugar a padel. Pues bien, aquí van unos cuantos más para que podáis mejorar en vuestro juego.

Bolas al centro

Cuando los rivales están en la red podemos tirarles un globo para sacarlos de ahí, o bien podemos moverlos para dejar un hueco en el centro.

No siempre podremos tirar un globo y siempre es bueno variar los golpes para que los rivales no se acostumbren y sepan de antemano lo que vamos a hacer. Por eso cuando estemos en el fondo de la pista podemos optar por jugar en cruzado para intentar desplazar al rival y dejar hueco en el centro. Una vez encontremos el hueco es hora de pasar a la acción y atacar ahí.

Aprovechar el peloteo

El peloteo es tan importante como estirar antes del partido. Mucha gente o no se lo toma en serio o se excede en la intensidad. De lo que se trata es de empezar a calentar el brazo e ir probando sensaciones en la pista.

No se trata de a ver quién le pega más fuerte o pegar cuatro pelotazos rápidos para empezar el partido. Un mal peloteo puede llevar a que comencemos fríos el partido.

Así que ya sabéis, tomaos en serio el peloteo aumentando la intensidad poco a poco y probando todos los golpes posibles.

imgconsejospadelIII

Estudia al rival

En el peloteo es muy difícil saber el nivel que tiene el rival, ya que hay gente que no juega cómodo en paralelo o lo hace con poca intensidad. Por eso es importante en los primeros juegos del partido estudiar al rival.

Probad al rival, a ver cuáles son sus mejores golpes para saber a dónde no hay que tirarle la bola y cuáles son los puntos débiles que castigaremos cuando haya oportunidad.

Colocación en pista

En la pista sólo hay dos zonas donde podemos estar, en la red o en el fondo. La zona que hay en medio es sólo de transición, nunca debemos quedarnos.

Si nos quedamos en esa zona, corremos el riesgo de que el rival nos tire esas bolas tan complicadas de sacar que van a los pies. Cuando estamos en la red no suele haber peligro de quedarse en esta zona, el problema normalmente viene cuando estamos defendiendo en el fondo de la pista y subimos a lo loco.

Cuando estamos en el fondo de la pista, sólo debemos subir a la red si tenemos muy claro que nos va a dar tiempo a llegar a la red, pues si nos quedamos a mitad pista nos quedaremos vendidos.

Subiremos si lanzamos un buen globo profundo que haga que el rival tenga que retroceder hasta el fondo de la pista, pero no cuando el golpe que realicemos no consiga sacar al rival de la red. Si subiésemos en este caso, lo más seguro es que el golpe del rival nos coja a contra pie y no lleguemos a devolver la bola.

imgconsejospadelI

Apretar la volea

Cuando estamos en la red tenemos que hacer un juego más agresivo. Aquí es donde se ganan los puntos, por eso cuando voleamos (siempre que sea posible) debemos atacar la bola.

La volea debe ser profunda, ¿y qué quiere decir esto? Básicamente que al volear, la bola debe llegar hasta el cristal del fondo, ya que si la dejamos corta estamos dando la oportunidad al rival de llevar la iniciativa.

Para conseguir ser agresivos con la volea, debemos golpear siempre a la bola por delante del cuerpo. Tenemos que ir a por la bola y no quedarnos esperándola.

Con la volea de derecha buscaremos un golpe plano, mientras que con la volea de revés podemos cortar un poco la bola.

Adaptarse a la pista

Es importante adaptar nuestro juego al tipo de pista en la que juguemos. Si la pista es lenta, tendremos que trabajar más los puntos y en vez de pegarle a la bola cuando haya ocasión, optar por bandejear al rincón buscando meter al rival en el fondo de la pista.

No conviene pegar excepto que la bola quede franca, ya que corremos el riesgo de intentar traernos la bola y dejarla fácil al rival en la red para que gane el punto.

También hay que tener cuidado con las bolas que van al fondo de la pista, ya que salen muy poco al tocar el cristal del fondo por lo que es mejor no dejar que reboten contra la pared.

imgconsejospadelII

Estar siempre en movimiento

En la pista debemos estar en constante movimiento aunque no nos tiren ni una bola. En todo momento hay que estar concentrados y preparados para devolver cualquier bola que nos tiren.

Aunque nos estén haciendo un neverazo debemos de estar en movimiento para evitar quedarnos fríos. Si estamos siempre en movimiento es más complicado que nos cojan desprevenidos con una dejada por ejemplo.

También es importante en esos partidos en los que hay muy poco ritmo por el tipo de juego del rival, ya que si no nos movemos corremos el riesgo de caer en su juego y acabar perdiendo.

No arriesgar más de la cuenta

En el padel suele acabar ganando el que menos falla. Por eso es importante no jugarse una bola si no es necesario. Trabaja el punto hasta que encuentres el hueco o el rival deje una bola fácil en la red, entonces es el momento de atacar.

Muchas veces por querer terminar el punto rápido, terminamos fallando bolas que pueden determinar el resultado del partido. Es fundamental tener paciencia en los partidos y si tiene que fallar alguien que sea el rival.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta