Compartir

Hay muchos elementos que pueden influir en nuestro juego y en nuestra pala de pádel. Pues bien, hoy vamos a hablar sobre otro elemento que tiene una gran importancia en la pala de pádel, y no es otro que el overgrip.

Usos del overgrip

Mucha gente piensa que el overgrip sólo sirve para fijar la pala a la mano y así evitar que se nos resbale por culpa del sudor. Y si, esta es su principal función pero no la única, ya que también puede evitar molestias e incluso lesiones.

Muchas veces nos quejamos de molestias en el brazo, ya sea en el codo o en el bíceps, y culpamos a la pala. Hay palas que son cabezonas y de tacto duro que sí que pueden provocar este tipo de molestias, pero quizás sea por culpa del puño de la pala.

Si te fijass, las marcas de pádel hacen cada vez los puños más estrechos con lo que tenemos que apretar más la mano para poder coger con firmeza la pala. Esto hace que a lo largo del partido tengamos molestias en el brazo, ya que estamos haciendo fuerza de más para manejar la pala. Si además es una pala con el balance alto, es muy probable que terminemos el partido con el brazo cargado.

Por todo esto, es muy importante el uso del overgrip. Hay que poner los suficientes para poder agarrar cómodamente el mango de la pala. ¡Ojo!, habrá gente a la que con un sólo overgrip le irá bien y no tendrá molestias, pero habrá otros, como yo, que necesiten más de tres.

StarVie

Número de overgrips

Yo personalmente suelo poner entre 3 y 4 overgrips, dependiendo de la pala ya que hay marcas que hacen los mangos más estrechos que otros. Con esta cantidad me va bien para jugar, ni más ni menos. Con más, no podría coger bien la pala porque se me escaparía, y con menos tendría que hacer más fuerza de la necesaria.

Mi recomendación es que vayas añadiendo overgrips y probando, hasta que te sientas cómodo con el grosor del puño.

Otra cosa que debes tener en cuenta es que al ir añadiendo overgrips, puedes modificar el balance de la pala, ya que estamos añadiendo peso a la pala, como sucedería si añadiésemos un protector.

Como truco orientativo para saber cuántos overgrips usar, hay una referencia que es la siguiente: poner el número de overgrips suficiente para que, al cerrar la mano alrededor del puño (empuñadura de martillo “típica”), la distancia entre la punta del dedo corazón hasta “tocar” con el inicio del pulgar permita “meter” el dedo índice de la otra mano.

Tipos de overgrip

Hoy en día podemos encontrar un overgrip de dos tipos, lisos y perforados. Los perforados son mejores porque al tener pequeños agujeros, hace que la transpiración sea mejor y aguanten más partidos. Los lisos ya los conocéis todos, dependiendo del tipo de marca que compremos durarán entre 3 y 5 partidos, con suerte y dependiendo de lo que sude cada uno.

Como los overgrips precisamente no los regalan, lo que yo suelo hacer es comprar un puñado de los más baratos que hayan y los coloco para aumentar el grosor del puño. Estos nunca los cambio, sólo el último que es el que está en contacto con la mano y para este si que utilizo un overgrip más caro, y es el que voy cambiando cuando ya no tengo agarre. Cada uno que use el overgrip con el que más cómodo juegue, pero para los de abajo usad los baratos.

Algo tan simple como un overgrip puede afectar tanto a una pala de pádel.

6 Comentarios

  1. Muy bueno articulo.
    Lo que no comprendo es por que los grips del pádel no sean como los del tenis, habría menos probabilidades de lesiones una vez que podríamos escoger un grip con una medida adequada a nuestra mano.

Dejar una respuesta